Ante reapertura, locatarios de Mixcalco esperan recuperar clientela

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, julio 2 (EL UNIVERSAL).- Locatarios del Mercado Mixcalco esperan recuperar la clientela poco a poco ya que reabrió este jueves sus puertas ubicado en la colonia Centro de la alcaldía Cuauhtémoc de la Ciudad de México después de tres meses de permanecer cerrado por la crisis sanitaria por el Covid-19.

Popular por ofrecer una gran variedad de ropa y calzado como uniformes, chamarras, trajes y vestidos para fiesta, fue evidente la poca afluencia de gente, con menos de la mitad de los locales abiertos y el uso obligatorio de cubrebocas para todos.

Fernando Arteaga quien vende trajes para niños, caballeros y damas en el pasillo cuatro del mercado, batalló con las ventas durante en el primer día de la reapertura, pero confía en recuperar a los clientes que ya conocían su puesto.

"Antes, las ventas en un día como hoy eran entre unas 20 o 15, y ahora, apenas llevamos 3", detalló.

De igual manera, a unos pocos pasos de la entrada principal se encuentra el local de Eduardo Lugo, dedicado a la venta de blusas para dama; comentó que sólo se acercó gente a preguntar pues varios recién se enteraron que los comercios ya reanudaron sus actividades.

"Ha venido gente a preguntar nada más, todavía como que no están enterados de que ya abrimos pero esperemos que recuperemos nuestra clientela y que sigan con el negocio de vender ropa con sus amistades o en sus oficinas", dijo.

Por su parte, Jonathan Castillo, locatario de un puesto de chamarras, quien no ha podido atender su negocio porque pertenece a la mesa de trabajo conformada por una treintena de personas de la comunidad del mercado, relató que desde temprano estuvo pendiente de la limpieza, organizaron cuadrillas para hacer rondines; así como atendieron y vigilaron los filtros sanitarios a la entrada.

Explicó que para la reapertura, la alcaldía les hizo llegar un documento con los lineamientos sanitarios a implementar. Ante esto, una tercera parte de los locatarios y trabajadores decidieron juntar esfuerzos como reunir dinero para comprar insumos y equipo para esterilizar, desazolve de los drenajes y diariamente hacer labores de limpieza.

"El esfuerzo humano fue descomunal, andamos todos súper agotados, pedimos una cooperación, nos organizamos en 20 pesos por local y te digo que son 921, y ya es la segunda vez que pedimos. Pero se gastó mucho más porque cada gente [antes de la reapertura] traía alimentos diario para casi treinta personas; además de agua y detergente. En sí el gasto diario fue mucho más. La gran mayoría cooperó y fue voluntario", afirmó.

En la entrada ubicada sobre avenida Circunvalación, los visitantes tuvieron que pasar por un filtro sanitario.

"La idea es que todo el mundo esté seguro, se les toma temperatura, pasan por el tapete desinfectador, hay gel antibacterial y está el uso del oxímetro, les checamos la oxigenación. Si el cliente no trae cubrebocas se les da uno [desechable] para que entren con toda seguridad", explicó Alejandro Barajas Ramírez integrante de la cuadrilla que recibía a la gente.

Al interior, la mayoría de los locatarios tenía gel a la vista en sus estanterías o anaqueles. Algunos esperaban impacientes y otros platicaban con sus compañeros a la espera de que algún cliente se acercara. A pesar del calor de la tarde y la poca ventilación entre los pasillos, también utilizaban equipos de protección personal como caretas, lentes de protección y cubrebocas.

Entre los pocos compradores que circulaban dentro del mercado, había pequeños grupos de familias buscando vestidos de quinceañeras o graduación para sus hijas como un intento de recuperar las festividades perdidas por el confinamiento.

"No vamos a hacer fiesta como antes, sólo con los papás y mi familia cercana, haremos una comida. Nosotros lo consideramos [el mercado Mixcalco] un lugar un poco más económico y hay mucha variedad. Nos dimos cuenta en el celular que ya tanto aquí como en la Lagunilla ya abrieron, por eso fue que venimos", manifestó una cliente quien buscaba un vestido para la graduación de su sobrina de kínder.

El lugar cuenta con 921 locales pero durante el semáforo naranja sólo puede abrir al 40% de su capacidad con menos de 460 comercios en operaciones y con una rotación de apertura, en el que un día abrirán los puestos con numeración non y al siguiente los de numeración par.