Reapertura escalonada da "oxígeno" a restaurantes de Hidalgo

·2  min de lectura

PACHUCA, Hgo., febrero 11 (EL UNIVERSAL).- Luego de 35 días de cierre en negocios comerciales, en 33 municipios de Hidalgo que se encuentran en semáforo rojo por el Covid-19, entre ellos la industria restaurantera, la apertura escalonada ha significado oxígeno para los empresarios, señaló el dirigente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Carlos Méndez.

El líder de la Canirac indicó que el cierre de más de un mes originó pérdidas importantes, además de que disminuyeron los ingresos desde que se instauraron las medidas sanitarias, por lo que se perdieron más de mil 500 empleos y el cierre definitivo de 41 restaurantes.

La autorización de apertura, con un cupo del 20%, y un horario de servicio en el establecimiento de 7:00 a 18:00 horas solo con servicio para llevar, evitó un colapso.

Estas nuevas medidas evitaron el cierre masivo de restaurantes y se ha permitido reactivar la economía, debido a que algunos sitios han empezado a recontratar personal que había sido despedido.

Destacó que la población ha respondido a la apertura y los reportes que se tienen son de presencia de comensales, quienes cuentan con las medidas sanitarias necesarias para evitar contagios, además de menús digitales y cobros vía celular.

En ocho días, dijo, tendrán una reunión con las autoridades sanitarias para realizar una evaluación y definir si hay más libertad en la atención a comensales.

En esta primera semana la situación, señaló, es favorable para la industria.

"Va bien, es lo que buscábamos, que tuviéramos gente que se diera la apertura. El horario y la restricción de cupo nos aprieta un poco, pero lo importante es que se reactive la economía y esta es una rebanada de oxígeno para pagar gastos y nómina".

Confío en que en los siguientes días pueda mejorar aún más esta industria, dijo.