Reanudación de conversaciones entre EEUU e Irán para salvar acuerdo nuclear es "seria": enviado ruso

·2  min de lectura
Imagen del acceso principal al Palais Coburg, donde se celebran reuniones a puerta cerrada con Irán, en Viena, Austria.

5 ago (Reuters) - El enviado de Rusia a las conversaciones sobre la reactivación del acuerdo nuclear iraní de 2015 dijo el viernes que se habían reanudado en un ambiente "serio", pese a que pocos esperan un compromiso de avance mientras el controvertido programa de enriquecimiento de uranio de la república islámica avanza.

Las conversaciones indirectas entre Teherán y Washington se reanudaron el jueves en Viena con una reunión entre el principal negociador de la república islámica, Ali Bagheri Kani, y el coordinador de la Unión Europea, Enrique Mora.

Reuters informó en junio que Teherán había dejado de lado un importante escollo: su exigencia de retirar a la Guardia Revolucionaria de una lista de sanciones de Estados Unidos.

Un responsable de alto rango iraní sugirió que la cuestión podría dejar de ser un punto de fricción, declarando a Reuters el jueves: "Tenemos nuestras propias sugerencias que se discutirán en las conversaciones de Viena, como levantar las sanciones a la Guardia gradualmente".

Tras reunirse con Bagheri Kani el viernes, el enviado ruso Mijail Ulyanov fue citado por la agencia estatal de noticias iraní IRNA diciendo que llegar a la línea de meta "puede no ser tan fácil, y el tiempo dirá si tendremos éxito o no". "Sin embargo, en general, el ambiente de las conversaciones es serio", agregó.

El ministro de Relaciones Exteriores, Hossein Amirabdollahian, dijo el viernes que para el equipo negociador de Teherán, "el beneficio económico de Irán con el acuerdo, el cumplimiento de las 'líneas rojas' del país y la preservación de (nuestra) capacidad y tecnología nuclear autóctona es de gran interés", informó IRNA.

Poco queda del pacto firmado en 2015 entre Irán y Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia y China, que levantó las sanciones contra Teherán a cambio de frenar la actividad de enriquecimiento de la república islámica, que Occidente teme que pueda producir bombas atómicas.

En 2018, el entonces presidente Donald Trump abandonó el pacto y volvió a imponer duras sanciones. En respuesta, Teherán incumplió el acuerdo de varias maneras, incluyendo la reconstrucción de las reservas de uranio enriquecido.

Como Irán se ha negado a mantener conversaciones directas con Estados Unidos, Mora se mueve entre Bagheri Kani y el enviado especial de Estados Unidos, Rob Malley.

(Editado en español por Javier Leira)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.