Realizan misa en honor a sacerdotes jesuitas asesinados

·2  min de lectura

CHIHUAHUA, Chih., junio 21 (EL UNIVERSAL).- En punto de las 7 de la tarde, hora Chihuahua, se realizó una misa en honor a los sacerdotes jesuitas asesinados en el poblado de Cerocahui, municipio de Urique, en la sierra de Chihuahua.

La misa se llevó a cabo en la iglesia Sagrado Corazón de Jesús en el municipio de Chihuahua, donde sacerdotes tomaron la palabra para pedir por el descanso de las tres personas que perdieron la vida en la región de la Sierra Tarahumara.

Los asistentes y religiosos que conocieron a los sacerdotes Javier Campos y Joaquín Mora, los describieron como personas alegres de corazón, que desde siempre habían mantenido el don del servicio.

Aseguraron que murieron defendiendo sus ideales y en la casa del señor.

Frente al altar se colocó la foto de ambos sacerdotes y se rezó por su descanso.

Hasta esta noche, no se tiene conocimiento de dónde pudiera estar el cuerpo de las tres personas que fueron asesinadas durante el lunes.

Esta sería la primera acción pública que se realiza en Chihuahua tras el asesinato que ha conmocionado a toda la entidad.

Obispados, organizaciones civiles, funcionarios y diputados continúan en la exigencia de justicia para esclarecer el crimen de los sacerdotes Javier Campos y Joaquín Mora quienes fueran asesinados junto con un civil que era guía turístico, en la localidad de Cerocahui, Urique, Chihuahua.

La Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) de Chihuahua informó, que se solidariza con la comunidad eclesiástica y con toda la sociedad chihuahuense, por los lamentables hechos registrados este lunes.

"Exhortamos a las autoridades de los diferentes órdenes de gobierno, para que trabajen de manera coordinada, y de manera expedita, realicen las investigaciones correspondientes para la identificación y captura de la o las personas responsables de este delito, así como en la protección y medidas necesarias que garanticen la seguridad de la población en esa región del Estado", destacó la Comisión en un comunicado.

Por su parte, los obispos de la provincia eclesiástica de Chihuahua se solidarizaron con la Compañía de Jesús (comunidad jesuita), por el caso.

En un comunicado señalaron que "no podemos permanecer en silencio, debemos alzar la voz por éste y todos los acontecimientos de violencia que estamos viviendo no sólo en nuestro Estado sino en toda nuestra patria".

"Hoy de manera especial nos duele, ya que se trata de dos hermanos sacerdotes que estaban cumpliendo con su labor pastoral de proteger y defender la vida del otro. Esta situación de violencia que ha alcanzado niveles alarmantes nos urge a la conversión, al cambio, a ser artesanos de paz siempre a favor de la vida".

Quienes también se han pronunciado y han exigido Justicia, son diputados de diversos partidos políticos en Chihuahua, funcionarios de todos los niveles, Presidentes municipales e instituciones como Ficosec.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.