“Esto no es un reality show”: Obama se lanza contra Trump y pide el voto masivo para Biden

Alex Edelman, Elodie Cuzin y Jerome Cartililer / AFP
·4  min de lectura

El exmandatario de Estados Unidos Barack Obama criticó duramente al gobierno de Donald Trump este miércoles y llamó a los votantes demócratas a no confiarse en los sondeos favorables y a movilizarse en masa para lograr la victoria del candidato Joe Biden el 3 de noviembre.

“No podemos confiarnos. No me importan los sondeos”, dijo Obama en su primer mitin en apoyo a su exvicepresidente en la carrera por la Casa Blanca.

Biden aventaja a Trump por nueve puntos porcentuales a nivel nacional, según el promedio de encuestas de RealClearPolitics.

Pero Obama recordó que en 2016 “hubo un montón de encuestas” favorables a la entonces candidata demócrata Hillary Clinton y “no funcionó porque mucha gente se quedó en su casa, se volvió perezosa y confiada”.

Lee más: Trump y Biden se enfrentan a distancia por televisión en una campaña alterada por el COVID-19

“Esta vez no. No en esta elección”, recalcó.

Obama, el primer presidente negro de Estados Unidos y quien ocupó el cargo durante dos mandatos (2009-2017), denunció fuertemente a su sucesor, alegando que Donald Trump ha demostrado ser “incapaz de tomarse el trabajo en serio”.

“Esto no es un reality show. Es la realidad”, dijo Obama.

“Y hemos tenido que vivir con las consecuencias de que él [Trump] demuestre ser incapaz de tomarse el trabajo en serio”, añadió ante los asistentes al acto en Filadelfia, principal ciudad del estratégico estado de Pensilvania (noreste).

Más temprano, en una mesa redonda con líderes de la comunidad negra de esa ciudad, Obama -aún muy popular entre los demócratas- criticó el desempeño de Trump ante la pandemia de COVID-19.

“La pandemia habría sido difícil para cualquier presidente, no hemos visto algo así en 100 años. Pero el grado de incompetencia y desinformación, el número de personas que podrían no haber muerto si hubiéramos hecho lo básico”, lamentó.

“No podemos permitirnos otros cuatro años de esto”, añadió el expresidente de 59 años. “Estamos en un agujero profundo”.

Entérate: “Trump es el presidente equivocado”: Michelle Obama en el primer día de la convención demócrata

“Nuestra democracia no va a funcionar si las personas que se suponen son nuestros líderes mienten todos los días y simplemente inventan cosas”, dijo luego.

Recta final

Mientras Obama hablaba en Pensilvania, Trump visitó Carolina del Norte, otro de los estados decisivos, donde animó a la multitud con sus temas populares, como su reiterada apelación a la ley y el orden.

“Si Biden gana, los manifestantes que queman banderas en las calles serán quienes dirijan vuestro gobierno federal”, lanzó el magnate conservador a sus seguidores en el aeropuerto de Gastonia.

El candidato demócrata, sin embargo, adelanta a Trump por 2,3 puntos en el estado, según una encuesta de RealClearPolitics.

Un sondeo de la Universidad de Quinnipiac publicado este miércoles daba a Biden una ventaja de 51-43 en Pensilvania, otro territorio clave en el que Trump ganó por un estrecho margen en 2016.

Y otro de la misma universidad expuso potenciales problemas para sus esperanzas de reelección.

Te puede interesar: Debate presidencial de EU tendrá micrófonos silenciados para evitar interrupciones

Esta encuesta mostraba a los candidatos demócrata y republicano con un empate 47-47 en Texas, estado que Trump ganó por nueve puntos hace cuatro años y que no ha votado demócrata desde Jimmy Carter en 1976.

Por tercer día consecutivo, Biden, de 77 años, no tenía actividades públicas; mientras que el presidente republicano, de 74 años, sigue recorriendo Estados Unidos en la víspera del segundo y último debate entre ambos.

Obama se mantuvo al margen durante las primarias demócratas, pero dio su apoyo a su exvicepresidente en cuanto éste se hizo con la nominación.

La campaña de Biden espera que la influencia del primer mandatario negro del país les ayude a impulsar el voto entre los jóvenes y los afroestadounidenses, dos colectivos clave para los demócratas en su intento por reconquistar la Casa Blanca.

La población negra votó en masa a Obama en 2008 y 2012 pero su participación cayó en 2016, uno de los factores que contribuyó en la victoria de Trump sobre Clinton.

Último debate

Biden y Trump volverán a verse las caras el jueves en el segundo y último debate en Nashville, Tennessee (centro-este). El primero, realizado a fines de setiembre, fue una batalla a los gritos.

Y nada indica que el jueves será distinto.

Temiendo convertirse en presidente de un solo mandato, Trump se dedicó en los últimos días a atacar la integridad de su adversario. Sin dar datos concretos, dijo una y otra vez que los Biden son “una familia criminal”.

Trump apunta a los negocios en Ucrania y China del hijo de Biden, Hunter, cuando su padre era el vicepresidente de Obama.

Para evitar el caos del primer debate, cuando un candidato esté hablando, el micrófono de su adversario estará silenciado. Esa regla fue considerada “injusta” por Trump.

Como en 2016, el multimillonario conservador busca mostrarse como un candidato que no le rehuye a la pelea y que lucha por los estadounidenses.

Al ser cuestionado sobre los múltiples sondeos que lo muestran rezagado, Trump dijo confiar en su capacidad de movilizar multitudes.

“Nunca habíamos visto mitines con tanto amor y tanta gente”, aseguró.