LA NUEVA REALIDAD (2a parte)

Álvaro Montaño Rubio
·5  min de lectura
LA NUEVA REALIDAD (2a parte)
LA NUEVA REALIDAD (2a parte)

Amigo lector estamos ya en noviembre del 2020 y han transcurrido 7 meses, desde principios de marzo de este año, cuando el virus proveniente de Wuhan, China llegó a nuestra región y entramos en confinamiento. Desde entonces el brote del virus conocido como SARS-CoV-2, que produce el COVID, no ha sido controlado, ya sea que las estrategias del gobierno mexicano no funcionan o la sociedad relajó sus cuidados. Por las razones que sean, el hecho es que la crisis sanitaria sigue en apogeo, es común enterarse cada día que amigos o familiares han sido contagiados o pasaron a mejor vida, por lo que sostengo que NO estamos ante un REBROTE, más bien estamos ante un REPUNTE o una SEGUNDA OLEADA.
Al igual que muchas personas me di a la tarea de leer sobre el virus y en ese entonces escribí varios artículos relativos al tema, uno de ellos lo denominé “La Nueva Realidad” porque decía que el SARS-CoV-2 llegó para quedarse, tal y como lo hizo la Influenza y otras enfermedades provocadas por virus. Pero también decía en esa ocasión, que no estamos ante una nueva normalidad, sino más bien ante una nueva realidad, ya que el mundo cambió, por lo que, consecuentemente todos tenemos que hacer cosas distintas, cuidar más nuestra salud y ajustarnos al cambio de hábitos que esto nos trajo. Entre otros: que los niños y jóvenes atiendan la escuela en línea, el “home office” llegó para establecerse o “teletrabajo” -como le dicen en el sur de México al trabajo a distancia con uso de la tecnología-, hoy muchas empresas se dieron cuenta que pueden operar sin tener presencialmente a tanto empleado, además se ahorran dinero porque no gastan agua, luz, papelería, entre otras cosas.
El cubre bocas también se convirtió en un artículo imprescindible, sin él no se puede entrar a ningún lado en Baja California, mientras que en California si te permiten el acceso a ciertas tiendas y negocios sin él. Allá se aprecia más relajado el tema de los cuidados y ellos tampoco han controlado el virus, de hecho, la ciudad de San Diego recientemente aceptó que están perdiendo la batalla contra el COVID. Ellos si pueden ingresar a Baja California y a México, pero los mexicanos a su país no, por lo que se infiere que ellos pueden traernos el virus.
Fotógrafo Armando Meza
Por la tendencia en el número de contagios y alto número de muertes que se empezaron a presentar en el mundo, incluyendo nuestro país, el joven científico Youyang Gu del MIT (Massachusetts Institute of Technology) hizo un estudio basado en el uso de lo que llaman “machine learning” para tener una estimación de lo que puede ocurrir en las siguientes semanas y meses, en mayo estimó que el escenario intermedio de muertes en México sería de 132 mil y en el peor de los casos 212 mil. Sus conclusiones no están tan equivocadas como todos quisiéramos, ya que al día de ayer (1 de noviembre) en nuestro país se tiene el registro de 91,895 muertes por COVID y 106,245 muertes asociadas, es decir, personas a las que no se les hizo la prueba, sin embargo, su muerte está relacionada con el virus.
En Baja California el número de contagios y muertes tampoco se reduce, son ya 3,848 descensos en tratándose de mayores de 18 años. Los números son fríos y ahí están.
En estas últimas semanas en Europa se están viendo situaciones complicadas, España registró poco más de 1 millón de contagios y han muerto cerca de 36 mil personas, un número altísimo tratándose de un país con una población de 46 millones. Italia ha decretado “toque de queda”, Francia, Bélgica e Inglaterra también han tomado duras medidas para reducir la movilidad de las personas y así tratar de mitigar la propagación del virus. Hay que aprender de lo que pasa por aquellos rumbos, más ahora que la Organización Mundial de la Salud (OMS) está diciendo que los últimos meses de este año y los primeros del 2021 serán meses muy difíciles.
Fotógrafo Armando Meza
¿Qué sigue? ¿Qué debemos hacer?
Extremar medidas, seguir fuerte con la limpieza e higiene en nuestro día a día, no dejar de utilizar cubrebocas, seguir practicando la sana distancia, evitar las reuniones en espacios reducidos, usar suéter o chamarra, tomar vitaminas, hacer ejercicio y comer sano, además atender las indicaciones que nos recomiendan los doctores. A nosotros en Baja California no nos ha tocado vivir con el virus en época de frío, así que debemos abrigarnos para que no nos dé un simple resfriado, ya sabemos que se bajan las defensas y con el coronavirus al acecho, eso es muy peligroso. Las reuniones en bares y lugares con poca ventilación son de alto riesgo, así que hay que evitarlas ya. Eso que se vio en la avenida Revolución el fin de semana no se debe repetir. No queremos que se decrete la cuarentena y se cierre de nuevo todo lo no esencial, tampoco queremos un toque de queda como en Europa. Muchos pequeños y medianos negocios ya no resistirían, pudieran cerrar para siempre.
Fotógrafo Armando Meza
Creo importante informar a los niños y jóvenes que se viene un cierre de año muy complicado, más en el tema de la salud. Con la llegada de las lluvias y el invierno se deben reducir aún más las reuniones y las salidas, creo que las posadas y las fiestas navideñas de empresas y oficinas tendrán que cancelarse.
Una vacuna probada aún no llega y, por tanto, el riesgo de contagio sigue vigente. No nos queda otra salida que el cuidado extremo de nuestra persona, dar el ejemplo en nuestras familias y con los compañeros de trabajo para que ellos lo repliquen en sus casas. La reflexión que veo en esta etapa de la pandemia es que tenemos que aprender no solo a tener el papel de un ser humano, más bien a SER HUMANOS, lo que implica ser más conscientes, empáticos, más solidarios, más humildes, menos egoístas, en pocas palabras ser más vivos.
Álvaro Montaño Rubio
Autor del libro
“Welcome to Tijuana”