¿El Real Madrid salió beneficiado o perjudicado por el arbitraje en Sevilla?

·3  min de lectura
Angel Fernandez/AP

Una vez más y otra, y otra más. Lo de los árbitros, el reglamento y el VAR es algo inaudito, en vez de mejorar lo ha empeorado y eso no se puede permitir.

Con la liga española como bandera se precipita un reclamo urgente para cambiar todo esto.

O bien se mejora sustancialmente o se vuelve al reglamento de antes sin nada, con las reglas básicas y un árbitro para tomar decisiones. Lo de ahora es un bochorno y un daño al fútbol sin precedentes.

Hoy en día nadie sabe cuándo es mano, cuándo entra el VAR. Nadie lo sabe cuando en realidad con la tecnología del VAR, reglamento en mano, no debería haber un solo error.

Hay que dejarse de tanto protocolo y poner en el VAR a un árbitro del team del réferi principal que le ayude siempre.

No puede ser que los espectadores sepan lo que el árbitro no sabe porque el VAR no puede o no debe entrar en tal o mas cual jugada.

La International Football Association Board (IFAB), organismo encargado de las reglas y arbitrajes afiliado a la FIFA, cargan su culpa con tanta tipificación y tanta tontería, principalmente en el tema de las manos.

Que si avance prometedor, que si cuerpo más grande, que viene de un rebote, etc. Estos señores se están cargando el fútbol al no entender el espíritu de la regla. Las manos son simples voluntarias e involuntarias, el árbitro decide cual lo es, de lo contrario que las piten todas. Punto y pelota.

Si el hombre salta se hace más grande porque necesita usar las manos, si se cae también, incluso si corre. Otra cosa es que salte con los brazos abiertos o lo deje arriba al girarse, etc, eso siempre fue mano.

Lo del defensa del Sevilla Diego Carlos nunca debe ser manos, pero con el reglamento actual sí lo debe ser y no es justo. La de Vinicius está en un límite inventado por ellos debajo de la axila, eso siempre fue manos, ahora no debe ser y es una barbaridad.

La de Camavinga no tiene discusión. Es falta de amarilla y la segunda por tanto, por lo que el jugador debió ser expulsado, pero el VAR está para cosas intrascendentes, no para ayudar y no por tanto no entró. El Madrid no necesitó ni el penalti ni el gol de Vinicius para ganar, pero queda la duda de su hubiese ganado con 10.

Eso sin mencionar el fuera de juego por un pelo, una uña…o una mano, perdón hombro. SOS urgente, el fútbol se muere, lo están matando en los despachos. Esto es una vergüenza.

No es solo de la Liga, lo mismo ocurre en la Premier, en la Champions, etc. Curiosamente no en el Mundial, la diferencia es que ahí no pita cualquiera y cuando hay un buen árbitro no hace tanta falta el VAR y el reglamento se aplica como es.

De ahí la importancia de invertir más en la captación y capacitación de los árbitros con una evaluación pública. Así como la necesidad de su profesionalización, con dinero de los mismos clubes, para que estén al nivel de las respectivas competencias.

Luego hay que ver los golpes de pecho que se dan los presidentes de colegios de árbitros, la chulería arbitral llega a todas las instancias, cuando el respetable, el que paga es el verdadero y único juez y le está faltando el respeto a diario.

Igualmente hay que abrirle una guerra a los simuladores, no solo con multas económicas, que también, sino señalando a estos simuladores y desprestigiando a los suelen reincidir en estas prácticas. Los futbolistas no hacen eso, que aprendan de las futbolistas que son mucho más éticas.

Al que le toquen el pecho y se tire al suelo con las manos en la cara: roja y a la calle, al que le toquen el hombro y se tire al suelo dando vueltas: roja y a la calle y así sucesivamente. Todos deben cooperar para extirpar este mal del fútbol, como también deben levantar la voz para cambiar el reglamento, especialmente las manos y las normas del VAR.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.