Real Madrid busca poner fin a mala racha en casa en clásico

TALES AZZONI
1 / 2

ESPAÑA-CLASICO

El técnico del Real Madrid Zinedine Zidane en la banca previo al encuentro de la Liga de Campeones contra el Manchester City en el Estadio Santiago Bernabéu, en Madrid, el miércoles 26 de febrero de 2020. (AP Foto/Manu Fernandez)

MADRID (AP) — El Real Madrid necesitará superar una racha de malas actuaciones en casa si quiere volver a ocupar la cima de La Liga española en el clásico contra el Barcelona que se llevará a cabo el domingo.

El Madrid está a dos puntos de distancia del club catalán previo al encuentro en el Estadio Santiago Bernabéu, donde no ha salido victorioso de tres partidos consecutivos en todas las competiciones. Perdió 2-1 contra el Manchester City en la Liga de Campeones el miércoles, y antes tuvo que conformarse con un empate 2-2 con el Celta de Vigo en La Liga y fue derrotado 4-3 por la Real Sociedad en la Copa del Rey.

“Es verdad que es un momento delicado porque son tres partidos que no ganamos en nuestro estadio”, comentó el técnico del Madrid Zinedine Zidane el sábado. “Pero sabemos que estas son cosas que pueden pasar. Lo único es que nuestro ánimo debe ser positivo. Lo que necesitamos es a nuestra gente con nosotros desde el minuto 1 al 90. Puedo entender que nuestra gente esté tocada o molesta, pero les necesitamos. Y ellos necesitan a su equipo y es lo que vamos a hacer mañana. Por lo menos darlo todo en el campo”, añadió.

La derrota ante el Manchester City fue el tropiezo más reciente del cuadro en el Bernabéu. Tan sólo en partidos europeos, el Madrid ha ganado apenas tres de sus últimos 10 choques en el estadio.

La racha del equipo contra el Barcelona en casa tampoco es buena, con cuatro descalabros seguidos en la liga ante el rival en el Bernabéu. La última victoria del Madrid en casa contra el cuadro catalán fue en 2017 en la Supercopa de España. En la liga, la última vez que el club merengue salió victorioso en casa fue en 2014. No ha conseguido el triunfo en siete partidos consecutivos contra el Barcelona en todos los recintos y competiciones.

El Madrid también tuvo problemas recientemente con el técnico del Barcelona Quique Setién, con dos derrotas en el Bernabéu cuando Setién dirigía al Real Betis.

Setién, por su parte, trató de restar importancia a la mala forma de su rival diciendo: “Creo que el Madrid en su casa y en cualquier sitio siempre es peligroso”. Pero añadió que había más en juego en el clásico para el Madrid que para el Barcelona.

“Para el Madrid es un partido vital. Seguramente mucho más que para nosotros”, señalo Setién. “Es un partido clave. Si ganamos nos ponemos a cinco puntos” en la cima de la tabla general, añadió.

Zidane dijo que todos los juegos son vitales para el Madrid y que incluso con una derrota el domingo, la contienda por el título de La Liga no habría terminado.

Setién asistió al Bernabéu para ver al City venir de atrás y vencer al Madrid en la Liga de Campeones.

“No fui a ver a Guardiola. Fui a ver al Madrid”, manifestó. “Hay cosas que hizo el City que nos pueden venir bien y otras que no nos interesan”.

El Barcelona era el equipo que tenía problemas al inicio del año en medio de una crisis institucional que incluyó un cambio de técnico y conflictos entre jugadores y directivos del club, pero viene de cuatro victorias al hilo y de un empate con el Napoli en el encuentro de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones.

Zidane seguirá sin contar con la presencia del lesionado Eden Hazard, mientras que Setién probablemente tendrá a Jordi Alba y Gerard Piqué disponibles luego de que sufrieron dolencias.

Setién también contará con el argentino Lionel Messi, que disputará su 43er clásico el domingo.

“Nos encantaría poder ver jugar a Messi otros 43 clásicos más”, dijo Setién. “Es un jugador tremendamente importante y ojalá aproveche para hacer un gran partido y nos ayude a ganar”.

La brecha de dos puntos entre el Madrid y el Barcelona cuando disputan el segundo clásico de la liga de la temporada es la más pequeña que han tenido desde 2015.

En el último juego de La Liga, el Madrid perdió ante el Levante, un resultado que puso al cuadro detrás del Barcelona en la clasificación.

“Perdemos dos partidos y el responsable soy yo”, señaló Zidane. “Es normal que me van a criticar. Estamos en nuestra casa e intentaremos hacer lo máximo para pagar”.

Por otra parte, el clásico contará con invitados especiales que han soportado meses complicados.

Se trata un equipo de fútbol de la primera división de la ciudad de Wuhan, el epicentro del brote del nuevo tipo de coronavirus, que viajó a España para un entrenamiento de pretemporada y hasta ahora no sabe cuándo podrá regresar a su nación.

Los jugadores no han visto a sus familiares en más de dos meses y uno de ellos perdió a un pariente a causa del virus.

No ha sido fácil para los casi 50 miembros del equipo Wuhan Zall, pero el domingo podrán pasar un buen momento cuando asistan al clásico. El cuadro también recorrerá el famoso Bernabéu el lunes.

Los jugadores asistirán al encuentro por invitación del Real Madrid y La Liga, que tiene una asociación con la Superliga de China, la principal competición de fútbol del país asiático.

___

Tales Azzoni está en Twitter como: http://twitter.com/tazzoni