La reaccion de Rocío Flores al descubrir su gran cambio físico

Gtresonline

Los concursantes de Supervivientes 2020 ya están en España. Después de una 'precipitada' despedida de La Palapa, los robinsones y el equipo del programa han regresado a nuestro país para enfrentarse a la recta final del reality. Tras más de tres meses sin mirarse delante del espejo, los robinsones han podido comprobar los kilos que se han dejado en la aventura. Una de las supervivientes que se ha quedado completamente impactada al ver su espectacular transformación física ha sido Rocío Flores. La hija de Antonio David Flores y Rocío Carrasco ha asegurado que ha salido renovada de Honduras, tanto física como mentalmente.

VER GALERÍA

Rocío Flores en Supervivientes 2020

"¡Ay, me da miedo mirarme!", decía la nieta de Rocío Jurado, instantes antes de dar la vuelta al espejo y ver su nueva imagen. La concursante se ha quedado sin palabras y se ha quitado la camiseta para comprobar el peso perdido en el reality. "¡Pero si aquí caben dos Rocíos!", ha exclamado la superviviente, que se ha quedado impactada con la perdida de volumen en la zona del glúteo. "Me he quedado sin culo casi… De verdad, quiero llorar. Bueno, el pecho ya venía de serie...", ha bromeado la concursante, apenada por haber perdido parte de sus curvas. La hija de Antonio David Flores también se ha sorprendido del estado de su rostro, mucho más afinado que cuando aterrizó en tierras hondureñas: "Me veo más niña, más 'menudita' como me decía Jorge. No tengo ni idea de qué me dirá mi padre. Imagino que me dirá que soy igual que mi abuelo Pedro".

VER GALERÍA

Rocío Flores en Supervivientes 2020

Rocío Flores ha perdido 15 kilos y 600 gramos en Honduras y, tras conocer esta sorprendente cifra, se ha mostrado orgullosa y feliz del cambio. "No me acuerdo de mi cara cuando llegué a Honduras. Y la verdad que al verme en el espejo me he visto guapa porque estoy morenita, tengo la cara más fina y 15 kilos menos en el cuerpo, algo se me tiene que notar...", ha revelado la nieta de José Ortega Cano, que también ha podido recuperar su maleta y los objetos personales que tanto ha echado de menos en la isla.

VER GALERÍA

Rocío Flores en Supervivientes

Sin embargo, la hija de Antonio David Flores no solo ha vivido una transformación física, sino también mental. "Después de 92 días, dejo atrás todos los miedos. Me voy renovada por completo, con aire fresco. Estoy superorgullosa de haber venido", ha asegurado la concursante, quien podría convertirse en la ganadora del concurso que le ha cambiado la vida. 

Loading the player...

Así ha sido el cambio físico de los concursantes de 'Supervivientes'