Primera reacción del Senado tras la denuncia contra Alperovich: activó un protocolo para proteger a su sobrina

Fabián López

El protocolo establece distintas pautas para proceder en protección de las víctimas de violencia laboral en el ámbito del Poder Legislativo

SAN MIGUEL DE TUCUMAN.- La denuncia por abuso sexual presentada ayer contra el exgobernador tucumano y actual senador del Frente de Todos, José Alperovich, por parte de una empleada del Senado de la Nación que, además, es su sobrina, comenzó a tener impacto institucional. La senadora por Tucumán Silvia Elías de Pérez (Juntos por el Cambio), solicitó a la Presidencia de la Cámara Alta que se active el "Protocolo para la Prevención e Intervención en Situaciones de Violencia Laboral con Perspectiva de Género en el ámbito del Poder Legislativo Nacional", que rige desde octubre de 2018.

Ayer mismo, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, ordenó que se pongan en marcha los procedimientos contemplados en ese protocolo, que establece distintas pautas para proceder en protección de las víctimas de violencia laboral, lo que incluye al "acoso y/o agresión sexual".

Como primera medida, la sobrina de Alperovich que lo denunció por violación fue retirada del despacho donde prestaba funciones, que es el de la senadora nacional del Frente de TodosBeatriz Mirkin, quien también es familiar del exgobernador tucumano.

La joven se presentó ayer en los tribunales penales de la capital tucumana para denunciar por el presunto delito de violación al exgobernador tucumano, quien es primo de su padre. La joven de 29 años relató que los abusos ocurrieron entre fines de 2017, cuando se sumó al equipo de trabajo de Alperovich en el marco de la campaña electoral, y mayo de 2019.

La víctima también hizo una presentación, a través de su abogado, ante la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM), en Buenos Aires, dado que los abusos sexuales habrían ocurrido en ambos distritos. Además, la mujer solicitó que se le asigne una custodia de la Policía Federal o de la PSA y que se dicte una orden de restricción de acercamiento contra Alperovich.

Paralelamente, la joven publicó una carta abierta en lo que contó detalles escalofriantes de los abusos que sufrió. "No escribo para convencer a nadie de nada. Estoy aquí contra la opresión del silencio y por la necesidad de recuperar mi vida, de sanar llamando a las cosas como son, sin suavizarlas ni teñirlas, poniéndole al monstruo nombre y apellido. Cuando no le ponés nombre, no existe. El mío se llama José Jorge Alperovich, mi tío segundo y jefe, por quien fui violentada sexual, física y psicológicamente desde diciembre de 2017 hasta mayo de 2019", expresó la víctima en una larga nota.

El protocolo

En declaraciones a LA NACION, Elías de Pérez dijo que, por impulso de su bloque político, "se pusieron en marcha los mecanismos previstos para proteger a las víctimas de delitos como los relatados en la denuncia contra el senador Alperovich, a la vez que se debe garantizar la protección de la integridad de quien efectuó la denuncia y evitar su revictimización".

La legisladora consideró que es necesario que la Justicia actúe rápidamente en la causa. "No queremos que especulaciones políticas tiñan de sospechas la investigación de estos graves hechos. Pedimos que los jueces actúen sin más límite que la ley y la verdad", argumentó la parlamentaria radical.

El protocolo que se activó ayer en el Senado de la Nación indica los pasos que debe cumplir un "Comité de Seguimiento" del área del Congreso donde se registró la denuncia y establece que, luego de agotar todas las instancias, dicha comisión debe dar intervención a las "máximas autoridades administrativas" del Poder Legislativo Nacional. Hoy ese lugar lo ocupan la vicepresidenta, Gabriela Michetti, y el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, En tanto, a partir del 10 de diciembre, se convertirán en la autoridad de aplicación para el cumplimiento del protocolo la vicepresidenta electa, Cristina Kirchner, y el diputado Sergio Massa, quien presidirá la Cámara Baja.

Elías de Pérez aclaró que "los fueros de los que goza el senador Alperovich no son un obstáculo para que la Justicia pueda actuar con celeridad para llegar al fondo del asunto".

La senadora de Juntos por el Cambio explicó que "a partir de la aplicación del protocolo en el Senado, la denunciante fue retirada inmediatamente de la oficina en la que trabajaba, con el objetivo de resguardarla".

Por último, Elías de Pérez criticó a Alperovich "por haber difundido el nombre de su denunciante a través de un descargo que realizó por Twitter, ya que la está revictimizando".