Reabren puente Palma Criolla en Huixquilucan cerrado tras S19

·3  min de lectura

HUIXQUILUCAN, Méx., septiembre 22 (EL UNIVERSAL).- Este mediodía de jueves fue reabierto a la circulación el puente vial de Palma Criolla que enlaza el Viaducto Interlomas con Bosque Real y Magnocentro, luego de tres días de cierre y de que cuatro peritajes determinaron que no presenta fallas, deslizamientos ni agrietamientos, informaron autoridades de Huixquilucan.

Cabe recordar que tras el sismo de magnitud 7.7, del pasado lunes 19 de septiembre, la presidenta municipal, Romina Contreras Carrasco, ordenó el cierre de la circulación por este puente por seguridad de los ciudadanos que transitan por la zona y hoy determinó la reapertura de la vialidad, una vez que emitieron cuatro dictámenes oficiales realizados por la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT), la Coordinación General de Protección Civil y Gestión Integral del Riesgo del Estado de México, la Secretaría de Movilidad del Estado de México y de un perito externo experto en estructuras, contratado por esta administración.

Con los cuatro dictámenes de los peritajes que se realizaron al puente vehicular de Palma Criolla, el gobierno de Huixquilucan reabrió la circulación en el viaducto Interlomas que conecta al Boulevard Magnocentro con Bosque Real, "toda vez que los estudios realizados coinciden en que no existe riesgo estructural en el mismo, por lo que es seguro el tránsito de vehículos en esta vialidad", puntualizaron autoridades locales.

"Ya se cuentan con los dictámenes de los tres niveles de gobierno: federal, estatal y municipal, coincidiendo los mismos, en que el puente vehicular que se dirige hacia Bosque Real, no presenta ningún daño estructural, por lo que se reabre el puente en estos momentos, quedando descartado algún riesgo. El cierre preventivo se realizó privilegiando la seguridad de todas las y los usuarios que utilizan el mismo", mencionó.

El primer Dictamen de Estabilidad y Seguridad de la Estructura, con número de oficio DE/017/09/22, fue realizado por el arquitecto Juan Carlos Cervantes Gil, director Responsable de Obra y perito contratado por el gobierno municipal. En él se concluye que "no existen cambios o separaciones considerables a las habituales para su uso y tránsito de vehículos, de acuerdo con el recorrido realizado para la inspección ocular, así mismo (sic) no muestra riesgo la estabilidad de la estructura", por lo que el puente cuenta con las condiciones de tránsito para los vehículos, aunque se recomienda considerar el mantenimiento preventivo para el uso correspondiente, según se establece en el Manual de Mantenimiento.

El segundo Dictamen de Seguridad Estructural y Condiciones Actuales del Puente Vehicular, fue realizado por el ingeniero Alejandro López, de la Coordinación de Proyectos de la empresa Rioboo S.A., el cual fue contratado por la Secretaría de Movilidad del Estado de México. De dicho peritaje, se concluye que la estructura del puente ubicado sobre la avenida Palma Criolla, no sufrió daños durante el sismo, por lo que no está en riesgo la seguridad estructural del mismo y éste puede seguir operando de manera normal.

Por su parte, el documento de Valoración Visual a Puente Vehicular, con número de oficio 205006000000000L/7943/2022, firmado por el coordinador de Protección Civil y Gestión Integral del Riesgo, Samuel Gutiérrez Macías, se detalla que no se observaron deformaciones ni separaciones en las unidades de las juntas que pudieran indicar alguna condición de inseguridad para la estructura, además de que no se identificaron daños en la junta de la unión y la separación existente se encuentra dentro del rango normal.

Finalmente, en el dictamen "Inspección al viaducto zona Bosque Real-Interlomas, ocasionado por la acción del sismo del 19 de septiembre del 2022", los directores generales de Servicios Técnicos y de Carreteras de la SICT, Vinicio Andrés Serment Guerrero y Jesús Felipe Verdugo López, coinciden en señalar que no se observaron fisuras ni agrietamientos recientes provocados por el sismo, además de desplazamientos o agrietamientos en la zona de juntas de calzada, por lo que se considera que el viaducto puede seguir funcionando con normalidad.