Reabren algunos negocios ante baja de casos en Nuevo León

·2  min de lectura

MONTERREY, NL., febrero 6 (EL UNIVERSAL).- El gobernador Jaime Rodríguez Calderón expuso que aunque se haya decidido reabrir algunos negocios no esenciales, esto "no significa que el riesgo [por la pandemia] ya haya pasado, sino que la disminución de casos permite abrir algunos giros que enfrentan una situación económica difícil".

El jueves, por acuerdo del Consejo Estatal de Seguridad en Salud, y tras haberse registrado una disminución de contagios, hospitalizaciones y decesos por covid-19, no obstante que seis de los 10 indicadores del semáforo epidemiológico permanecieron en riesgo máximo, se decidió la reapertura de negocios no esenciales del sector del entretenimiento que tenían más de un mes que habían sido cerrados.

Destacan entre dichos establecimientos cines, autocinemas, casinos, museos, clubes deportivos y salones para eventos.

Deberán sujetarse a ciertas restricciones como no rebasar un aforo de 30%, respetar un horario que va de las 5:00 horas a las 23:00 horas y cerrar los domingos, además de no permitir el acceso a personas vulnerables.

Pero aclaró el mandatario: "Hay que seguirnos cuidando, no hay que bajar la guardia", porque de relajar las medidas de prevención, "podemos tener otra vez un aumento en el número de contagios, de hospitalizaciones y volver a cerrar todo.

"Les pido a los empresarios y a ustedes, ciudadanos, que acaten las medidas sanitarias al pie de la letra para evitar complicaciones en nuestro sistema hospitalario", añadió el mandatario.

Este viernes, el titular de la Secretaría de Salud de Nuevo León, Manuel de la O Cavazos, informó que en las 24 horas previas se reportaron 781 casos de Covid-19, la cifra más baja del último mes, que sólo supera los 760 casos del 5 de enero.

Fue después de ese día que se disparó el número de pacientes infectados, con una racha de 14 días (del 18 al 31 de enero), con más de mil contagios diarios y un máximo de mil 140 el 22 de enero, cifra récord en lo que va de la pandemia.

El secretario señaló que hubo 46 nuevos decesos para un acumulado de 8 mil 35 personas fallecidas de un total de 157 mil 374 pacientes infectados.

Hay mil 653 personas internadas, de las cuales 445 son auxiliadas con un ventilador mecánico. El 26 de enero había 2 mil 78 personas hospitalizadas, que ha sido la cifra más alta de la pandemia, y el 25 de enero había 492 pacientes intubados, también la cifra más alta registrada.