Reabren garita en Tijuana tras casi 3 años de suspensión por Covid

TIJUANA, BC., enero 9 (EL UNIVERSAL).- La garita peatonal Pedwest, ubicado territorio estadounidense a un costado de Tijuana reinició actividades tras casi tres años de suspensión debido a la pandemia por Covid-19. Entre los primeros cruces: trabajadores en Estados Unidos y retornados bajo título 42.

Carlos fue una de las personas que llegó al puerto para cruzar hacia su empleo en San Ysidro, llegó poco después de las 10 de la mañana e, incrédulo, trajo su visa y su mochila sin que tuviera que esperar mucho tiempo antes de pasar al otro lado de la frontera.

"Es bien diferente porque todo este tiempo las filas lo volvían loco a uno, horas y horas de espera, en el frío, en el calor, gastar más en gasolina. A mí lo que más me pesaba era el tiempo, vives más en estas filas que en tu casa, si se nota la diferencia", dijo el joven empleado en una bodega.

El Director de Atención al Migrante en Tijuana, Enrique Lucero, dijo que con la reapertura uno de los principales objetivos es que se reduzca el tiempo para ingresar a Estados Unidos, ya que agilizar y despresurizar los puertos era una de las prioridades debido al aforo que hay en esta región.

"Se van a reducir los tiempos de espera de cruce para personas que van a trabajar, turistas, de compras o a alguna otra actividad y en cuestión de deportaciones no hay mayor influencia, pero van a seguir retornando… lo que se va a incrementar son retornos por la aplicación del título 42 a gente de Haití, Nicaragua y Cuba", indicó.

Apenas la semana pasada fue anunciada la reapertura de la Garita Pedwest con un horario limitado de seis de la mañana a dos de la tarde, cuando previamente se mantenía activo durante las 24 horas. Además se precisó que las operaciones solo serían para ingresar hacia Estados Unidos y no para regresar a México.

Los primeros cruces se registraron desde las seis de la mañana y mientras algunos ingresaban con su visa, del otro lado un grupo de entre cinco o seis migrantes era retornado, ya que las instalaciones del edificio federal, aun bajo suspensión, eran utilizadas para el retorno y deportación de migrantes.

Las inmediaciones continuarán custodiadas por elementos de la Policía Municipal y de la Guardia Nacional, con la intención de evitar que migrantes se concentren en esa zona para solicitar asilo y se queden de manera permanente, como ha ocurrido durante los últimos años.

El 5 de abril de 2020 en plena crisis por el coronavirus, el gobierno de la Unión Americana cerró el puerto fronterizo como una de sus medidas de restricción para reducir la cantidad de contagios en ese país.

Para la construcción de la Garita "PedWest", inaugurada el 15 de julio de 2016, fueron invertidos 741 millones de dólares. Dicho puerto se convirtió en una opción de cruce para los más de 20 mil peatones que se estimaba transitaban diariamente en la frontera Tijuana-San Diego, en ese entonces.