Reabren caso por fraude en Brasil contra congresista estadounidense

La fiscalía de Rio de Janeiro anunció este miércoles la reapertura de una antigua investigación por supuesto fraude contra un congresista estadounidense de origen brasileño, ya bajo presión por mentir en su currículo.

La elección en 2022 de George Santos, de 34 años, ayudó al Partido Republicano a asegurarse una estrecha mayoría sobre los demócratas en la Cámara de Representantes, al obtener el escaño por el condado de Nassau, en Long Island, al este de la ciudad de Nueva York.

Hijo de inmigrantes brasileños nacido en Estados Unidos, es acusado en el país de sus padres de haber usado una chequera robada para comprar mercancías por 700 dólares en una tienda en 2008, según los medios locales.

"La fiscalía de Rio de Janeiro pidió la reapertura del caso", dijo ese despacho en un correo electrónico a la AFP.

El caso había sido archivado previamente porque los investigadores no podían localizar a Santos.

Pero el acusado "ha sido elegido al Congreso en Estados Unidos, y por tanto tiene una dirección verificada", dijo la fiscalía, que informó que no puede determinar si Santos tiene ciudadanía brasileña.

También señaló que había pedido el martes reabrir el caso en una corte penal en Niteroi, una ciudad a las afueras de Rio donde el supuesto crimen ocurrió.

Santos enfrentaría hasta cinco años de cárcel si fuera condenado en Brasil, que tiene un tratado de extradición con Estados Unidos, pero los fiscales indicaron que por ser su primera acusación podría optar por una sentencia alternativa, como servicio comunitario.

Santos no respondió inmediatamente a los pedidos de la AFP para realizar comentarios.

La reapertura del caso en Brasil es un nuevo golpe para el político, que ya enfrenta una investigación penal en Nueva York por mentir en su currículo.

El caso se había destapado luego de publicarse un reportaje en el diario The New York Times, que señala que Santos había mentido sobre haberse graduado en la universidad, así como trabajar en Goldman Sachs y Citigroup.

Santos finalmente confesó haber mentido sobre su experiencia estudiantil y laboral y se disculpó por "embellecer" su currículo.

Además otro reportaje de The New York Times generó dudas sobre cómo Santos pudo prestar a su campaña 700.000 dólares, luego de haber declarado en 2020 que ganaba 55.000 dólares al año.

Varios demócratas han exigido al liderazgo republicano en la Cámara de Representantes convocar una votación para expulsar a Santos si no renuncia.

jhb/des/rsr/app/yow