Reabre balneario Ojo de Agua en Istmo de Oaxaca; exige prueba Covid

·1  min de lectura

JUCHITÁN DE ZARAGOZA, Oax., octubre 27 (EL UNIVERSAL).- Después de más de un año de estar cerrado como medida preventiva por Covid-19, el balneario conocido como Ojo de Agua, en Magdalena Tlacotepec, reabrió sus puertas bajo un estricto protocolo de seguridad, para evitar brotes de esta enfermedad entre el personal encargado y los visitantes.

El comité de administración del balneario público emitió un comunicado a los ciudadanos del Istmo de Tehuantepec, en el que especifica que sólo podrán entrar los visitantes si presentan un certificado de su esquema de vacunación contra el Covid-19 completo.

Además, también deberán presentar una prueba negativa de esta enfermedad, realizada en las últimas 72 horas, así como una identificación del INE; estos documentos serán presentados en la entrada del balneario y así brindar un ambiente seguro a todos los visitantes.

Estas nuevas reglas fueron duramente criticadas por los ciudadanos, al considerarlas exageradas; en especial la prueba negativa, ya que ésta tiene un costo mínimo de 450 pesos y en la región los laboratorios llegan a cobrar hasta mil pesos por una prueba rápida.

Las personas afirmaron que el espacio deja de ser accesible para el bolsillo de una familia promedio, que busca recrearse lejos de los destinos turísticos de las playas.

En el Istmo de Tehuantepec sólo existen dos balnearios públicos, en Tlacotepec y Santiago Laollaga; ambos fueron cerrados ante la contingencia sanitaria por Covid-19, ya que son espacios que suelen aglomerar a cientos de personas en un solo día.

Estos espacios son administrados por los comisariados de Bienes Comunales de cada pueblo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.