Reúne exposición creaciones de artesanas de comunidades de Oaxaca

·2  min de lectura

OAXACA DE JUÁREZ, Oax., abril 22 (EL UNIVERSAL).- Una decena de mujeres de Oaxaca hicieron del barro un vehículo de expresión y decidieron plasmar en este material y conformar la exposición "Barro con nombre de mujer", que se expone hasta este viernes en la Casa de Constitución.

La muestra es organizada por la promotora de arte Ross Aguilar y la Colectividad Artística Oaxaqueña, uno de los grupos de artistas que ha realizado donaciones para ayudar al Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO) a saldar el adeudo que mantiene con 19 empleados desde el año pasado.

La exposición fue inaugurada por la Dra. Martha Aparicio Rojas, quien actualmente labora en la Biblioteca José Antonio Gay Castañeda de la Casa de la Cultura Oaxaqueña, y estará abierta al público en general hasta este 23 de abril, desde las 12 y hasta las 5 de la tarde, en el Centro Histórico de la capital de Oaxaca.

La muestra reúne el trabajo de 10 mujeres, tanto artesanas como artistas, quienes escogieron el barro como materia prima para sus creaciones. Entre las participantes están Ana María Alarzón, Ivonne Kennedy, Macrina Mateo, Yari Montes, Angélica Vásquez, Judith Ruiz, Adelina Pedro Martínez, Alberta Mateo, Diega E. Amador y Esther Padilla.

De acuerdo con Avi Rodríguez, en La Escritura del Barro, texto que acompaña la muestra, la exposición se define como un "círculo iniciático" que rompe los esquemas y las fronteras entre "artistas" y "artesanas" y define a las participantes como "mujeres que con sus manos escriben, pintan, bordan, hacen comida, crean cantos sonidos, hijos; construyen, agitan el pensamiento y sacuden la imaginación (…) y que al tocar el barro empiezan la travesía de ese instante infinito: la vida".

La muestra incluye esculturas, objetos utilitarios y figuras varias realizadas en distintas técnicas de horneado de cerámica, que se realizan según la tradición de sus comunidades de origen, como San Marcos Tlapazola, San Bartolo Coyotepec y sobre todo Santa María Atzompa.