Los trucos de la realeza para lucir unas manos elegantes, al descubierto

Adriana Terán
·4  min de lectura

Los ojos del mundo están sobre ellos, a veces demasiado. Los “royals” alimentan la prensa rosa y también las tendencias de moda y belleza. Sus elecciones al vestir se ven inmediatamente reflejadas en el mercado de la industria de la moda, e incluso figuras de la realeza que ya no están en este plano, siguen siendo referencia de estética y estilo. Diana Spencer, por ejemplo.

Incluso la reina Isabel II, con más de 90 años de edad impone estilo y color. Así lo hizo, quizás hasta sin querer, cuando dio su esperanzador discurso ante la llegada de la pandemia en abril de 2020, vestida de verde esmeralda. Aunque pareciese contradictorio, en aquel momento tan difícil las ventas de piezas de ese color se hicieron sentir a los pocos días.

TE PUEDEN INTERESAR:

(Photo by Robin Pope/NurPhoto via Getty Images)
(Photo by Robin Pope/NurPhoto via Getty Images)

Son foco de atención, así marquen distancia de la realeza, como lo hicieron el príncipe Harry y Meghan Markle. Es difícil que tanto sus acciones como su apariencia no formen parte frecuente de las noticias porque de alguna manera inspiran a otros que quieren acercarse a su estilo de vida y lo que representan.

Ocurre con la ropa y con la belleza. Es así como hasta las manos de las princesas, duquesas y demás personalidades que conforman este grupo privilegiado llaman la atención por su elegancia y sofisticación. Si nos ponemos a pensar, tienen esto en común: el saludo discreto con movimiento de muñeca con una mano diáfanas balanceándose sobre su propio eje y que siempre sus manos están impecables… Imitar el saludo tal vez sea raro, pero las uñas sí que podemos lograrlas siguiendo algunas recomendaciones interesantes.

En primer lugar, independientemente de lo estilizado o el color, necesitamos que nuestras manos luzcan hidratadas, suaves, pulcras, para eso deberíamos mantenerlas hidratadas con productos especiales para las manos y cada dos semanas hacernos una exfoliación e hidratación profunda.

(Getty Creative)
(Getty Creative)

Luego, color y forma. Y aquí está el gran secreto. Las integrantes de la realeza deben seguir algunos protocolos estrictos con relación a su apariencia y las uñas no son la excepción. En este caso, lo recomendable es usar las uñas cortas, redondeadas y en colores neutros, preferiblemente discretos y transparente. Algunas se inclinan hacia los rojos clásicos, como burdeos, mientras que la reina Isabel II ha usado el mismo color desde hace muchos años, un rosa pálido un poco translúcido llamado “Ballet Slippers” de Essie, según refiere la revista Vogue, entre otras.

Pero el asunto, para el resto de los mortales, no está solo en que un color sea bonito o discreto, sino en que nos brinde un efecto de dedos más largos, y los nudes, rosas claros, los tonos parecidos a nuestro color de piel hacen la magia: visualmente parecen alargar los dedos, así lo afirma Elsy Torrenegra, técnico manicurista, quien agrega que estos colores siempre están de moda, permanecerán en tendencia este año y son versátiles.

Con respecto a la forma, la especialista advierte que el aspecto de unas manos largas depende mucho de la base de la uña. Si esta es larga, hasta con uñas cortas se verán estilizadas y pueden usar colores oscuros que resaltarán aún más esta característica. Quienes tienen una base más bien corta o cuadrada deben recurrir a una forma más almendrada que se verá mejor si las uñas están un poco más largas. Sin embargo, Torrenegra recomienda en todos los casos la forma semicuadrada con esquinas redondeadas pues se quiebran mucho menos.

(Photo by Omar Marques/Anadolu Agency/Getty Images)
(Photo by Omar Marques/Anadolu Agency/Getty Images)

El tratamiento para suavizar las manos como nunca

Aunque en el mercado podemos conseguir opciones variadas y ricas en nutrientes para exfoliar e hidratar nuestras manos, existe por supuesto un tratamiento casero para este fin.

Tal vez ni Catherine ni Máxima de Holanda conocen este truco, pero de seguro sus buenos resultados las sorprenderían. Se trata de una mascarilla exfoliante y nutritiva que puedes hacer con ingredientes que tienes en casa y usarla cada dos semanas.

Para hacerla se debe mezclar una cucharada de aceite de oliva, con media de azúcar morena. Se frotan las manos con cuidado y detalle, trabajando también en las puntas de los dedos durante unos minutos y se enjuaga con agua tibia. Es una opción para manos que lucen opacas y marchitas.

MÁS HISTORIAS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

EN VIDEO: Todo lo que ha dicho Meghan sobre su cuñada Catalina en la entrevista con Oprah