Rayados de Monterrey, el millonario equipo que fue humillado por un "pueblo mágico"

·4  min de lectura
Rayados quedó eliminado en el repechaje del Clausura 2022. (Alfredo Lopez/Jam Media/Getty Images)
Rayados quedó eliminado en el repechaje del Clausura 2022. (Alfredo Lopez/Jam Media/Getty Images)

Rayados y la humillación. Rayados y la soberbia. Ya se hizo costumbre. Monterrey es uno de los equipos más ridiculizados de México, pero ellos, en su afán de grandeza, siguen pensando que son un rey sin corona, un equipo temible que pierde por razones inexplicables. El último de sus verdugos fue el modesto pero eficaz Atlético de San Luis, un equipo al que le llevan 45 millones dólares de ventaja en cuanto a valor de plantel.

Y si algo queda claro en cada fracaso rayado es que a la afición del Monterrey le gusta humillarse a sí misma. Así lo deja claro el video de un seguidor que llamó “pueblo mágico” al Atlético San Luis, un club con disciplina y bien dirigido por André Jardine, DT campeón olímpico en Tokio, que eliminó en penales a la constelación de estrellas que tiene los Rayados. Lo vergonzoso no es que despilfarren dinero y aun así pierdan, sino que ni siquiera la derrota les sirva como escarmiento.

Pero precisamente ese es el problema de La Pandilla. Monterrey, a pesar de sus fracasos constantes, sigue viviendo en la burbuja de siempre: creen que son el equipo invencible del futbol mexicano que todo lo puede lograr con dinero. Sin embargo, torneo a torneo sus jugadores de renombre dejan claro que la inversión es inútil. No importa cuántas estrellas fichen y los jugadores que le compran a equipos con menos recursos. El desenlace, cada semestre, es idéntico: frustración y deshonra.

Quizá los aficionados de Rayados puedan encontrar alguna cura a sus lamentos en las palabras del propio Jardine. “El futbol es uno de los deportes más apasionantes por esto (sorpresas), lo que cuenta es la organización, el orden, lo que consigues hacer como equipo dentro. No basta tener grandes futbolistas, tienes que ser un gran equipo”, dijo el brasileño en entrevista para Marca Claro.

Este tipo de equipos son un libro de enseñanzas, pero los ricos de la Liga MX nunca quieren aprender. Viven felices en su mundo perfeccionista en el que la gloria se consigue gastando sin ningún tipo de lógica. Tuvo su dosis de poesía que Marcelo Barovero, arquero desechado por Monterrey hace un par de años, le atajara dos penales a Vincent Janssen y Maxi Meza, dos de las compras más lujosas que ha hecho Rayados en los últimos años.

Esa soberbia siempre ha caracterizado a los equipos más potentes, en términos financieros, de la Liga MX. Pero raramente han validado esa autoconfianza en el campo de juego, que es donde en verdad importa. En redes sociales es muy sencillo menospreciar.

El regreso de Víctor Manuel Vucetich les devolvió a los aficionados rayados el espejo que la realidad les había quebrado en el Mundial de Clubes de febrero, cuando fueron eliminados por el Al-Ahly de Egipto. Ya se creían inalcanzables de nuevo por quedar en el séptimo lugar de la tabla, pero llegó “un pueblo mágico” y los aterrizó en su mediocre realidad, de la que difícilmente saldrán con la mentalidad soberbia que les caracteriza tanto en la victoria, cuando se creen intocables, como en la derrota, cuando de todos modos siguen menospreciando a quien les superó en el campo de juego.

André Jardine durante la final de Tokio 2020 en la que su equipo ganó el oro. (REUTERS/Amr Abdallah Dalsh)
André Jardine durante la final de Tokio 2020 en la que su equipo ganó el oro. (REUTERS/Amr Abdallah Dalsh)

Atlético San Luis echó mano de un técnico que hace menos de un año dirigía a Antony o Richarlison. La noticia resultó sorprendente en su momento, pues siempre es raro ver que técnicos de esa proyección recalen en México. Sobra decir que el plan fue magistral. Los potosinos se colaron al repechaje tras un inicio de campaña de espanto.

Y en la volátil Liga MX, nadie está a salvo. Pachuca hizo un torneo casi perfecto, pero enfrente tendrán a un equipo motivado y enardecido. San Luis quiere dejar claro que son mucho más que un pueblo mágico y que en el campo de futbol no hay fajo de billetes que sepa patear un balón. Por su parte, Rayados tendrá que esperar otros seis meses para saber si, por fin, su dinero sirve de algo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La actriz Bárbara Torres, ‘Excelsa’, tuvo fiesta de XV años con todo y chambelanes

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.