Ray Zapata dice que antes de ir al psicólogo sufría siendo segundo

·3  min de lectura

Madrid, 10 sep (EFE).- El gimnasta Ray Zapata, que consiguió la medalla de plata en suelo en los Juegos Olímpicos de Japón, ha asegurado este viernes que gracias al trabajo con su psicólogo ha podido disfrutar del éxito de ser subcampeón. “Ahora estoy disfrutando de mi plata olímpica... Antes, cuando me veía quedando segundo en una competición decía: ¡Qué mierda!”.

Ray Zapata ha compartido esta reflexión en el foro sobre salud mental ‘Dar voz al silencio’, organizado por el periódico El País con motivo del Día Internacional de la Prevención del Suicidio.

El subcampeón olímpico ha explicado que comenzó a ir al psicólogo después de darse cuenta de que estaba “obsesionado” y que incluso renunció a sus vacaciones de Navidad para seguir entrenando. “Cuando llegué a la competición me ganó un niño de 18 años… Pensé… ¡Si me he quedado entrenando en mi casa para quedar primero y he quedado quinto!”, ha explicado.

Ahora, tras su paso por terapia, se ha dado cuenta de que estaba “sobreentrenado” y que a los retos “no hace falta ponerle tantísima energía, sino la energía correcta”. Por ello, trabajó con su psicólogo que muchos de los objetivos que uno se marca no dependen de uno mismo, sino de otros factores externos.

Para los Juegos se propuso lograr una puntuación de 15, que era lo que él pensaba que necesitaba para ser Campeón Olímpico, lo que implicaba clavar cinco series en la final. “Clavé y quedé subcampeón. El objetivo no dependía de mí porque tenemos otro factor que son los jueces, ellos son los que puntúan y hay muchos intereses ahí”.

“El pueblo español y el mundo entero ha visto que realmente (la medalla) es de oro, pero yo eso no puedo controlarlo. Yo sé que es de plata pero mi corazón sabe que es de oro y estoy más contento que nadie”, ha añadido.

Ray Zapata alaba además el ejemplo “valiente y necesario” de la estadounidense Simon Biles. “Ha demostrado que no hace deporte para nadie sino para ella misma… Si no estás bien psicológicamente, por mucho que te diga la gente tienes que parar. La gimnasia es un deporte muy difícil… Nos perdemos en el aire… nos desubicamos… puedes caer de cabeza y quedarte parapléjico”.

En la jornada organizada con motivo del Día de la Prevención del Suicidio se ha abordado las carencias del sistema sanitario español para hacer frente a las enfermedades mentales, el papel de los medios de comunicación en el tratamiento del suicidio y el papel de las redes sociales en la prevención del suicidio, entre otras cuestiones.

En concreto, en la mesa redonda dedicada a la cuestión de las nuevas tecnologías, la directora de Políticas Públicas y Filantropía de Twitter España, Camino Rojo, ha compartido datos sobre la presencia creciente de los problemas de salud mental en las redes sociales: las menciones específicas a esta cuestión han crecido un 85 % desde el inicio de la pandemia en marzo de 2020.

Ana González Pinto, presidenta de la Fundación Española de Psiquiatría y Salud Mental; Javier Quintero, jefe del servicio de Psiquiatría del Hospital Infanta Leonor de la Comunidad de Madrid y Desirée Llamas, psicóloga general sanitaria e investigadora, han comentado que las redes sociales pueden ser un instrumento donde compartir frustraciones y conectar con personas que ayuden en la salud mental.

Sin embargo, han hecho hincapié en que en ocasiones se hacen virales situaciones exageradas o descontextualizadas que pueden hacer un flaco favor y desanimar a más a personas que necesitan ayuda psicológica.

Por ello, Desirée Llamas ha pedido a los profesionales de la salud mental que tengan un papel activo en las redes sociales para poner la evidencia científica al alcance de todos, informar y educar y ser portavoces de los recursos disponibles y alentadores de la búsqueda de ayuda.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.