Ravens avanzan a playoffs con paliza sobre Bengals

MITCH STACY
·2  min de lectura
El running back J.K. Dobbins, de los Ravens de Baltimore, festeja luego de anotar un touchdown en la segunda mitad del duelo de NFL ante los Bengals de Cincinnati, el domingo 3 de enero de 2021, en Cincinnati. (AP Foto/Aaron Doster)

CINCINNATI (AP) — A finales de noviembre, los Ravens no lucían como un equipo que avanzaría a los playoffs. Un brote de COVID-19 había marginado a algunos astros y las lesiones habían dejado fuera a otros.

Pero el quarterback Lamar Jackson volvió con todo, y Baltimore hizo lo propio.

Los Ravens impusieron un récord del club el domingo, al acumular 404 yardas por tierra, para asegurar un boleto de playoffs, al aplastar 38-3 a los Bengals de Cincinnati.

“Es algo muy bueno”, expresó Jackson. “Ahora tenemos que ganar o quedaremos eliminados, pero así han sido las últimas semanas. Tenemos que ganar para seguir adelante”.

Jackson lanzó tres pases de anotación y se convirtió en el primer quarterback de la NFL en correr para más de 1.000 yardas en dos temporadas consecutivas.

Los Ravens avanzaron 525 yardas totales. Sus 404 yardas por tierra representaron la mayor cantidad permitida por una defensiva de los Bengals.

El novato J.K. Dobbins corrió para 160 yardas y dos touchdowns, incluido un acarreo de 72 yardas en el tercer cuarto.

Baltimore hiló su quinta victoria consecutiva y avanzó a la postemporada por tercera campaña en fila.

No parecía algo muy probable el 2 de diciembre cuando Baltimore cayó ante Pittsburgh. Jackson estaba entonces en la lista de coronavirus.

Luego, llegó la racha de victorias.

Jackson corrió para 97 yardas y lanzó para 113, antes de darse el lujo de descansar en el tercer periodo. Ha corrido o pasado al menos para un touchdown en 36 partidos consecutivos de inicio, la mayor racha vigente en la NFL.

Con la derrota de Miami ante Buffalo, los Ravens quedaron como quintos preclasificados de la Conferencia Americana. Enfrentarán a los Titans de Tennessee (11-5) el próximo domingo, a la 1:05 de la tarde (1805 GMT).

“Somos un grupo de jugadores que estamos contentos, pero también hambrientos”, dijo Dobbins. “Nos alegra haber ganado y avanzar, pero sabemos cuál es la meta, y eso es lo que está ahora en nuestras mentes”.