Ratifican la condena al opositor ruso Navalny, que podría ser enviado a un campo de trabajos

·3  min de lectura
Alexei Navalny estuvo detrás de un vidrio durante la audiencia en el distrito de Babushkinsky
-

MOSCÚ.- El líder opositor ruso Alexei Navalny, crítico de Vladimir Putin y víctima de envenenamiento meses atrás, recibió dos derrotas judiciales el mismo día, sobre todo la confirmación de una condena a prisión que podría incluso enviarlo a cumplirla a un campo de trabajo.

Un tribunal de Moscú rechazó el recurso presentado por Navalny contra su sentencia de prisión, a pesar de la solicitud de un alto tribunal europeo de derechos humanos para dejar libre al enemigo más destacado del Kremlin.

Se reaviva en Francia un agitado debate ideológico sobre el “islamo-progresismo”

Horas después, un juez en otro caso le impuso una multa por difamar a un veterano de la Segunda Guerra Mundial. Se trata de una más de la decena de causas que se cursan en su contra en los tribunales de su país.

En una intervención antes del primer fallo, Navalny instó a los rusos a enfrentarse al Kremlin en un encendido discurso que mezcló referencias a la Biblia y a Harry Potter.

A principios de mes, una corte de primera instancia sentenció a Navalny a dos años y ocho meses de cárcel por violar los términos de su libertad condicional mientras se recuperaba en Alemania de un envenenamiento con una neurotoxina de la que se sospecha del gobierno.

En ese momento, la Justicia transformó una sentencia por fraude que data de 2014 y que podía cumplir en libertad. Según el tribunal, con el traslado al extranjero para atenderse en una clínica de Berlín, donde pasó varias semanas, violó los términos de su situación judicial.

Una manifestante que exige la liberación del líder de la oposición rusa detenido Alexei Navalny sostiene un cartel frente a la embajada rusa en Estocolmo, Suecia, el 23 de enero de 2021
Una manifestante que exige la liberación del líder de la oposición rusa detenido Alexei Navalny sostiene un cartel frente a la embajada rusa en Estocolmo, Suecia, el 23 de enero de 2021


Una manifestante que exige la liberación del líder de la oposición rusa detenido Alexei Navalny sostiene un cartel frente a la embajada rusa en Estocolmo, Suecia, el 23 de enero de 2021

Navalny, de 44 años, un activista anticorrupción y el crítico más acérrimo del presidente Vladimir Putin, apeló la condena y pidió su liberación. El tribunal ratificó la condena este sábado y redujo ligeramente el tiempo en prisión, a dos años y medio, alegando que el mes y medio que pasó bajo arresto domiciliario en 2015 debían deducirse de la sentencia.

Presente en la audiencia, Navalny, con gesto sonriente, rechazó la condena y aseguró que su intención, al ir a Alemania, no era librarse de las autoridades rusas, a las cuales advirtió de su regreso a Rusia. “Compré un pasaje y le dije a todo el mundo que regresaba a casa. Esto es absurdo”, le dijo al juez.

“Nuestro país se apoya en la injusticia”, dijo tras escuchar la sentencia, antes de citar la Biblia: “Bienaventurados aquellos que tienen hambre y sed de justicia porque se verán saciados”.

Pero a Navalny le esperaba un segundo golpe. Otro tribunal lo condenó luego por “difamación” contra un veterano de la Segunda Guerra Mundial. La Fiscalía exigió 950.000 rublos de multa (12.800 dólares) y reclamó que una pena condicional del opositor se convirtiera en prisión firme.

“Navalny cometió el delito”, dijo la jueza Vera Akimova durante la lectura de la sentencia. La causa lo señalaba por haber difundido informaciones “falsas” e “injuriosas” sobre un veterano de guerra que defendió en un video de campaña, en el verano pasado, un referéndum que reforzó los poderes del presidente Putin.

El Papa se “escapó” del Vaticano para visitar a una sobreviviente del Holocausto

El líder opositor había calificado en las redes sociales a los participantes de ese video de “vergüenza de la nación” y de “traidores”. La victoria soviética sobre los nazis ocupa un lugar central en la consciencia colectiva rusa y es ampliamente celebrada por las autoridades y la población. Las críticas a los excombatientes en general no son bien recibidas.

Las dos audiencias contra Navalny tienen lugar después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) reclamó esta semana su liberación, alegando que existe un riesgo para su vida.

El encarcelamiento de Navalny provocó el mes pasado una enorme ola de protestas en todo el país. Las autoridades respondieron con una fuerte represión y detuvieron a unas 11.000 personas, muchas de las cuales fueron sancionadas con multas o penas de siete a 15 días de cárcel.

Agencias AP, AFP y ANSA