Rapto en Caballito: citaron a indagatoria a tres profesores de la colonia del Club Oeste

Gabriel Di Nicola
·3  min de lectura
La semana próxima se podría definir la situación procesal de la mujer que rapto a un niño de una colonia
Fuente: LA NACION

Al haber, presuntamente, fallado su deber de guarda, tres profesores que trabajan en la colonia del club Oeste, donde el jueves de la semana pasada una mujer que se hizo pasar por una niñera retiró y se llevó a un niño de seis años, fueron citados a prestar declaración indagatoria.

Así lo pudo saber LA NACION de fuentes al tanto de la investigación. Se trata del profesor a cargo de la "burbuja" donde participan los niños de seis años, el encargado del ingreso y egreso de los alumnos y el coordinador del equipo.

Si bien no transcendió la imputación en su contra, la jueza en lo criminal y correccional porteña Alejandra Provítola, a cargo de la investigación, citó a los tres profesores para la semana próxima.

Además, el viernes próximo, vence el plazo que tiene la magistrada para resolver la situación procesal de Jazmín F., la mujer de 35 años que se llevó a la víctima del club de Caballito después de haber simulado ser su niñera.

Jazmín F. fue indagada el sábado pasado por los delitos de sustracción de menores y abuso sexual. La sospechosa fue detenida por personal de la Policía de la Ciudad en el Parque Rivadavia, menos de 30 minutos después de haberse llevado a la víctima de la colonia del Club Oeste.

Si bien se investigó si la acusada tenía alguna tipo de relación con algún profesor de la colonia o con algún empleado del Club Oeste, las pruebas reunidas en el expediente, hasta el momento, descartarían la participación de alguna otra persona en el plan criminal de Jazmín F.

Según pudo saber LA NACION de fuentes al tanto de la causa, la jueza Provítola ordenó un estudio psiquiátrico y otro psicológico para determinar el estado de salud mental de la acusada.

Como se dijo, no trascendió la imputación por la que deberán responder los tres profesores citados por la jueza Provítola. Los imputados tenían el deber de guarda de los niños a su cargo y la responsabilidad de entregar a sus padres o tutores a los niños o dar respuesta por su paradero.

El Club Oeste continúa clausurado pero no por decisión judicial, sino por irregularidades detectadas por la Agencia Gubernamental de Control (AGC) porteña.

El hecho

El hecho ocurrió el jueves de la semana pasada al mediodía cuando los niños que concurren a la colonia de vacaciones del Club Oeste, situada en la avenida José María Moreno al 400, en Caballito, esperaban que sus familiares los pasaran a buscar.

La sospechosa, que habría entrado en el club después de pedir permiso para ir al baño, se llevó de la mano a un niño de seis años. Se habría hecho pasar la niñera de la víctima.

Cuando la tía del niño llegó al club advirtió que su sobrino se había ido con otra persona que no estaba autorizada para retirarlo.

La investigación y la búsqueda del menor comenzó después de que la madre de la víctima llamara al número de emergencias 911. Menos de 30 minutos después, personal de la Policía de la Ciudad encontró a la sospechosa y al niño en el Parque Rivadavia.

Un día después, la víctima declaró bajo el sistema de Cámara Gesell. Con el testimonio del menor se habrían podido reconstruir parte de lo que sucedió durante el tiempo que estuvo con la mujer que lo había raptado.

También la jueza le tomó declaración testimonial a familiares del niño e hizo otras diligencias, como allanar el consultorio y el domicilio del psiquiatra que atendía a la imputada.

"En un procedimiento hecho en Parque Avellaneda se secuestró un talonario de recetas y tres hojas con anotaciones vinculadas a la acusada con fecha del 13 y 28 del mes pasado por anteayer]", explicaron fuentes policiales después de los procedimientos ordenados por la jueza Provítola.

Como testigos también declararon los padres de los otros ocho niños que estaban en la misma "burbuja" que la víctima.