Rancho Dolores, un cementerio clandestino

·1  min de lectura

CIUDAD JUÁREZ, Chih., julio 10 (EL UNIVERSAL).— En el municipio de Cuauhtémoc, Chihuahua, se encuentra el Rancho Dolores, el cual ha sido catalogado como un cementerio clandestino, debido a que en los últimos años se han localizado miles de fragmentos óseos de personas.

Desde diciembre de 2021, la Fiscalía General del Estado (FGE) retomó los rastreos en el predio, en donde fueron encontrados 3 mil 669 restos y fragmentos óseos.

De acuerdo con la información oficial, los restos localizados son pequeños fragmentos deteriorados expuestos al fuego, los cuales podrían corresponder a personas con reporte de desaparición en los municipios de Cuauhtémoc y la región en los últimos años.

Todas las evidencias fueron embaladas para su traslado al laboratorio de Ciencias Forenses en donde serán procesados como parte de las investigaciones que permitan determinar a qué persona pertenecen.

Las actividades de rastreo son realizadas por personal de la Fiscalía de Distrito Zona Occidente a través de agentes del Ministerio Público, elementos de la Agencia Estatal de Investigación (AEI), personal de Servicios Periciales, especialistas de Antropología Forense, de la Comisión local de Búsqueda y el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

En diciembre de 2021 se realizó un rastreo donde la información señala que se localizaron 2 mil 424 fragmentos óseos.

De acuerdo con datos periodísticos, la localización de restos en el Rancho Dolores data desde 2011; sin embargo, se estima que, desde años atrás, este predio comenzó a ser utilizado como cementerio clandestino por grupos del crimen organizado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.