Rams buscan desbancar a Seahawks de la cima divisional

LEÓN FELIPE GIRÓN
·4  min de lectura
El quarterback Jared Goff (16), de los Rams de Los Ángeles, entrega el balón al running back Cam Akers, en duelo de la NFL ante los Dolphins de Miami, el domingo 1 de noviembre de 2020, en Miami Gardens, Florida. (AP Foto/Wilfredo Lee)
El quarterback Jared Goff (16), de los Rams de Los Ángeles, entrega el balón al running back Cam Akers, en duelo de la NFL ante los Dolphins de Miami, el domingo 1 de noviembre de 2020, en Miami Gardens, Florida. (AP Foto/Wilfredo Lee)

Es difícil exigirle más a Russell Wilson al frente de la ofensiva de los Seahawks. Pero por la manera en que está jugando la defensiva de Seattle, podría resultar que el quarterback tenga que brindar un patido perfecto.

Los Seahawks (6-2), líderes de la división más reñida de la NFL, han navegado la primera mitad del calendario regular en un mar de contrastes: Armados con el mejor ataque de la liga, una unidad que promedia 34,2 puntos por encuentro, y lastrados por una defensiva que ha significado vía libre para los rivales, al admitir 30,3 unidades por partido.

No es de sorprender entonces que, incluso con Wilson al frente, los Seahawks lleguen el domingo a Los Ángeles con el riesgo de ceder el liderato del Oeste de la NFC ante unos Rams (5-3) que tienen sus propias dudas.

Los Rams presumen actualmente de la segunda mejor ofensiva de la NFL con 19 puntos por encuentro, pero esos números carecen de contexto. Si bien en sus cinco victorias han permitido apenas 13 puntos por partido, han sido triunfos sobre los Cowboys, Eagles, Giants, Washington y Bears, que son, respectivamente, los lugares 25, 24, 31, 30 y 29 de la liga. En contraste, en sus tres descalabros promedian 29 puntos en contra.

Los Ángeles conocerá finalmente el calibre de su defensiva el domingo ante Wilson y compañía, que han demostrado sus capacidades ofensivas ante adversarios de todo tipo. Sin embargo, los Seahawks tendrán enfrente a un viejo conocido.

Desde que Sean McVay asumió como entrenador en jefe de los Rams previo a la temporada 2017, Los Ángeles aventaja la serie por 4-2 y ha ganado cuatro de los últimos cinco enfrentamientos —incluyendo una victoria de 28-12 en diciembre de 2019. Los Rams no solo tienen a su favor la historia reciente y el hecho de jugar en casa, sino que vienen de una semana de descanso, mientras que Seattle llega tras un prolongado viaje y una abultada derrota la semana pasada en Buffalo.

___

49ERS (4-5) en NUEVA ORLEANS (6-2)

Drew Brees y los Saints de Nueva Orleans demostraron el domingo el daño que son capaces de infligir, al propinarle a Tom Brady la derrota más abultada de su ilustre carrera, una resonante paliza de 38-3. Su próximo rival, San Francisco, está acostumbrado al dolor.

Los 49ers, campeones vigentes de la NFC, tienen una larga lista de lesionados que incluye al quarterback Jimmy Garoppolo, a los corredores Raheem Mostert y Tevin Coleman, al tight end All-Pro George Kittle, y eso es solamente en la ofensiva. A la defensiva, llevan tiempo jugando sin los estelares linieros defensivos Nick Bosa y Solomon Thomas, así como el veterano cornerback Richard Sherman.

No parece un partido balanceado ante los Saints, actualmente en el primer lugar de la siembra rumbo a los playoffs por la Conferencia Nacional. A pesar del mar de ausencias y de una racha de dos derrotas consecutivas, el coach de los 49ers, Mike Shanahan, ha encontrado la manera de mantener al equipo competitivo.

El primer punto en la agenda de San Francisco es redescubrir a una defensiva que permite 11 puntos por partido en promedio en sus cuatro victorias. Es la única manera de frenar a Brees y los Saints, en especial si juegan como lo mostrado hace una semana.

En la paliza sobre Tampa Bay, Brees lanzó cuatro pases de touchdown para recuperar el récord histórico en ese rubro, en el que actualmente aventaja a Brady con tres envíos de anotación. Además, fue la quinta ocasión en la campaña en que rebasan la barrera de los 30 puntos.

San Francisco no sólo tiene que lidiar con Brees, sino con el versátil running back Alvin Kamara (471 yardas por tierra, 565 por aire y 8 touchdowns) y la mancuerna que receptores conformada por Michael Thomas y Emmanuel Sanders. Si la defensiva de los 49ers no puede contener al arsenal de Nueva Orleans, sería mucho pedirle al quarterback Nick Mullens y a una ofensiva parchada que mantengan el paso.

___

La semana 10 comenzó el jueves con la victoria de los Colts de Indianápolis por 34-17 sobre los Titans de Tennessee. Los Colts son ahora líderes de la División Sur de la Conferencia Americana, con la misma foja de 6-3 que ostentan los Titans pero con ventaja en el criterio de desempate.

La acción continúa el domingo con los siguientes encuentros: Buccaneers (6-3) en Carolina (3-6); Texans (2-6) en Cleveland (5-3); Washington (2-6) en Detroit (3-5); Jaguars (1-7) en Green Bay (6-2); Eagles (3-4-1) en NY Giants (2-7); Bills (7-2) en Arizona (5-3); Broncos (3-5) en Las Vegas (5-3); Chargers (2-6) en Miami (5-3); Bengals (2-5-1) en Pittsburgh (8-0); y Ravens (6-2) en Nueva Inglaterra (3-5).

La jornada concluye el lunes con la visita de los Vikings (3-5) a Chicago (5-4) en un enfrentamiento entre rivales del Norte de la NFC. El running back de Minnesota, Dalvin Cook, busca su tercer juego consecutivo con al menos 225 yardas totales.

Falcons (3-6), Cowboys (2-7), Chiefs (8-1) y Jets (0-9) tienen su semana de descanso.