Ramírez Cuéllar, el izquierdista que busca que ricos paguen más

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 19 (EL UNIVERSAL).- A Alfonso Ramírez Cuéllar lo consideran como una persona tranquila y relajada, digamos "bonachón"; sin embargo, "tiene su carácter" y cuando lo haces enojar "sale el verdadero Alfonso", nos describe uno de sus diputados cuando le pedimos que lo describiera.

Ramírez Cuéllar estuvo muchos años desaparecido de la escena pública, hasta su reaparición en septiembre del 2018 como integrante del grupo parlamentario de Morena en la Cámara de Diputados por la vía de la mayoría relativa. Ramírez Cuéllar reapareció caminando por la avenida Álvaro Obregón y bajo su brazo derecho cientos de papeles en folders que son característicos de él. Vestía un pantalón gris, una camisa azul y un saco azul.

Ahí, Ramírez Cuéllar cabildeaba con sus colegas diputados para ser el coordinador de bancada. En esta pelea también estaban Mario Delgado, Pablo Gómez y Dolores Padierna, sin embargo, los apoyos internos inclinaron la balanza del lado de Mario Delgado.

Uno de los momentos más representativos de Ramírez Cuéllar fue cuando, como líder de la organización campesina: El Barzón en el 2002, ingresó a caballo hasta la Cámara de Diputados, y aunque no pudo entrar al pleno, sí estuvo en el Palacio Legislativo de San Lázaro. En aquella ocasión esta organización demandaba una renegociación del Tratado de Libre Comercio, pues muchos de los campesinos no habían sido beneficiados con este acuerdo. Este episodio de su vida, no le gusta recordarlo, incluso en diferentes charlas, es asiduo que el propio originario de Río Grande, Zacatecas, cambié de conversación.

Es investigador de la Universidad Autónoma de Sinaloa, pero también estudió Antropología Social e Historia, además de derecho en la Universidad Nacional Autónoma de México. Actualmente tiene 60 años y cuenta experiencia legislativa, pues ha sido diputado de la Ciudad de México de 1991 a 1994; también fue diputado federal de 1997 al 200 y del 2003 al 2006. Fue fundador y miembro de la dirigencia nacional del PRD, miembro de la Corriente Socialista, integrante del Partido Patriótico Revolucionario (PPR) y miembro del Partido Mexicano Socialista (PMS), es decir, se formó en la izquierda.

Desde el 2014 se afilió a Morena y el 26 de enero de 2020 fue electo presidente provisional de Morena por el VI Congreso Nacional Extraordinario.