Ramírez Amaya desconoce la problemática educativa, critica la CNTE

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 27 (EL UNIVERSAL).- Escasa relación con el magisterio y un gran desconocimiento de la problemática educativa nacional, así considera la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) a Leticia Ramírez Amaya, quien en unos días más tomará posesión como nueva secretaria de Educación Pública (SEP).

"El jefe del Ejecutivo no aludió que la nueva secretaria de educación militó en la corriente sindical Fracciones Democráticas, creada para desestabilizar, dividir y aniquilar a la CNTE.

"El constante de esta corriente fue hacer trabajo de zapa y traicionar al Movimiento Democrático Magisterial, haciendo usufructo de las siglas de la CNTE negoció espacios en el Comité Ejecutivo Nacional del SNTE y de algunos Comités Ejecutivos Seccionales. Fracciones Democráticas fue expulsada de la CNTE en su Segundo Congreso Nacional en 1992. De esa triste historia viene la actual secretaria de educación y su antigua organización", señaló.

A través de un comunicado, la CNTE asegura que el nombramiento de Ramírez Amaya "confirma el desprecio por la educación. Leticia Ramírez entra en relevo de Delfina Gómez que se va de candidata a gobernadora, tiene el objetivo central de dar continuidad a un proyecto comprometido con la reforma educativa neoliberal.

"Lo que importa es profundizar en el proyecto de la 'Nueva Escuela Mexicana', contraria diametralmente a la escuela pública. El Sistema para la Carrera de las Maestras y Maestros (SICAMM) y su unidad administrativa (USICAMM) confirman el carácter neoliberal del proyecto educativo de la autodenominada 4T".

Destaca que con la maniobra mediática de Andrés Manuel López Obrador, se dirá que la SEP está en manos de la CNTE, así como la USICAMM y que cuenta con algunos diputados.

"Rechazamos categóricamente estas aseveraciones, apoyados en nuestro principio de "independencia ideológica del gobierno, de los partidos políticos y de los charros del SNTE"; por lo que reiteramos enfáticamente que la CNTE no tiene representación legislativa, cargo de gobierno o puesto de elección popular", expresó.

Sostuvo que reforma educativa de la actual administración "es un conjunto de medidas arbitrarias que siguen golpeando a quienes hemos defendido la educación pública, laica y gratuita y al normalismo: las maestras y los maestros.

En realidad, lo que molesta a los empresarios y al gobierno en turno es que las maestras y los maestros no nos prestamos al juego de engañar al pueblo y al contrario, pugnamos constantemente por la mejoría de las condiciones de vida y trabajo del pueblo mexicano y en particular por las condiciones de vida, salud y educación de las hijas y los hijos de los trabajadores".