La rajada de Ramos contra el árbitro, ¿sanción y adiós al Clásico?

Sergio Ramos salió a zona mixta tras la derrota del Real Madrid ante el Levante (1-0) y cargó contra el colegiado del encuentro Hernández Hernández, en una declaraciones que podrían ser sancionadas por el Comité de Competición que podría condicionar su presencia en el Clásico.

La Copa del Rey se puede ver esta temporada en DAZN. Suscríbete entrando aquí por 9,99€ al mes con el primer mes de prueba gratuito

“Me voy jodido con Hernández Hernández. Antes los árbitros eran más respetuosos y los capitanes podían hablar con ellos. En este caso parece que no”, se despachó Ramos que habló de “que hay situaciones predeterminadas”.

El central afirmó en la misma línea y contra el colegiado canario que “la arrogancia es algo que se tiene o se tiene. Le he preguntado si tenía algún problema personal conmigo y, que si lo tiene, me lo dijese y lo arreglábamos”.

Dos excolegiados se pronuncian

Iturralde González, excolegiado y analista en la SER, explicó que “no es tolerable decirle a un juez que  haya acciones predeterminadas, porque eso es prevaricar”. Añade que “eso quiere decir que Hernández Hernández iba con la intención de amonestar a Ramos. Hasta el año pasado era denunciable por el Comité Técnico de Árbitros, pero desde que dio la rajada Busquets en Anoeta de escándalo, ahora es la RFEF la que denuncia directamente al Comité de Competición”.

Pero tiene claro que “la RFEF no va a denunciar contra Ramos, porque no lo hizo contra Busquets”.

Por su parte Daudén Ibáñez, excolegiado también, afirmó a través de las redes sociales que “es una buena oportunidad para comprobar cómo se viste el mundo del fútbol y ver si reacciona el presidente del Comité Técnico de Árbitros Velasco Carballo, la Real Federación de Fútbol Español y LaLiga ante las declaraciones de Ramos de que hay decisiones que están predeterminadas”.

Busquets, no fue sancionado por algo similar

Hace dos meses y con el tropiezo del Barcelona ante la Real Sociedad, Sergio Busquets aseguró que “el árbitro ha visto penalti pero no lo ha querido pitar”, unas declaraciones por las que se pensó que el centrocampista azulgrana podría ser sancionado, algo que finalmente no sucedió.

En base a ese precedente los que más saben del tema arbitral entienden que finalmente las declaraciones quedaran sin denuncia y por tanto sanción.

2019_10_30_busquets