Ruggs manejaba a 250 kph al estrellarse

·3  min de lectura

LAS VEGAS (AP) — El receptor de los Raiders Henry Ruggs III manejaba a más de 251 kilómetros (156 millas) por hora, y el contenido de alcohol en su sangre era dos veces el límite legal del estado de Nevada antes de estrellar el martes su auto deportivo contra un vehículo delante suyo, causando la muerte de una mujer de 23 años, según los fiscales.

Los Raiders dieron de baja a Ruggs el mismo martes, horas después del accidente. El jugador, que fue hospitalizado y dado de alta, se presentó el miércoles a una vista preliminar ante un juez, acusado de manejar en estado de ebriedad y causar una muerte por negligencia. Si se le halla culpable, podría se sentenciado a 26 años de prisión.

Durante su comparecencia inicial en la corte, Ruggs se presentó en una silla de ruedas, con un collarín blando.

No se divulgó la gravedad de las lesiones del jugador, pero el fiscal del condado Clark, Steve Wolfson, dijo afuera de la corte que tenía entendido que Ruggs sufrió una lesión en una pierna.

Ruggs iba acompañado por su novia, identificada como Kiara Je’nai Kilgo-Washington, de 22 años. La mujer fue operada por una grave lesión en un brazo, dijeron las autoridades.

Tina O. Tintor y su perro murieron en el acto tras el siniestro a bordo de su Toyota Rav4, que fue consumido por las llamas, informaron el miércoles la policía y el forense del condado de Clark. Según registros públicos, la mujer vivía a unas cuantas cuadras del sitio del choque.

El fiscal Eric Bauman dijo que la computadora del Chevrolet Corvette que conducía Ruggs reveló que el auto desaceleró de 251 kph (156 mph) a 204 kph (127 mph) antes de impactar por detrás el Toyota Rav4.

El juez Joe M. Bonaventure dijo que no recuerda haber lidiado nunca con un accidente en el que alguien viajara a esa velocidad. El juez, no obstante, rechazó un pedido de la fiscalía para fijar una fianza de un millón de dólares y dispuso una de 150.000 dólares, con estrictas condiciones, incluida la reclusión de Ruggs en su casa, el uso de monitores electrónicos, que no consuma alcohol y que entregue su pasaporte.

Los abogados de Ruggs, David Chesnoff y Richard Schonfeld, habían argumentado que la libertad bajo fianza busca por ley garantizar que su cliente regrese a la corte, en vez de castigarlo.

Por la noche, los expedientes de la corte mostraban que Ruggs depositó la fianza de 150.000 dólares. Su abogado dijo que el jugador salió de la cárcel.

Bonaventure ordenó en enero de 2008 que el exastro del fútbol americano O.J. Simpson volviera a prisión por violar los términos de su acuerdo previo al juicio en un caso de robo a mano armada en Las Vegas.

Eventualmente, Simpson fue a la cárcel.

El juez advirtió a Ruggs que si no cumple con las restricciones impuestas podría ser arrestado de nuevo.

Wolfson dijo frente a la corte que pretende presentar un segundo cargo grave contra Ruggs por conducir intoxicado y causar lesiones a Kilgo-Washington. Bonaventure destacó que la pareja tiene una hija de 3 años.

El fiscal de distrito informó que podría interponer también un cargo contra Ruggs por portar un arma de fuego en momentos en que estaba bajo la influencia del alcohol. La policía reportó que había encontrado una pistola cargada en el piso del auto después de la colisión.

Bauman dijo que el nivel de alcohol en la sangre de Ruggs era de 0.16%.

La próxima vista fue fijada para el 10 de noviembre.

Ruggs brilló a nivel universitario con Alabama. Se incorporó a los Raiders en el 2020 y se suponía que iba a ser un pilar del equipo por muchos años. Es uno de los receptores más veloces de la NFL.

___

Los redactores Josh Dubow y Bernie Wilson colaboraron en este despacho.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.