Rafael Nadal aplasta a Casper Ruud para ganar su 14º Abierto de Francia y su 22º título de Grand Slam

·3  min de lectura
Rafael Nadal se hace con su 14º título del Abierto de Francia (Michel Euler/AP) (AP)
Rafael Nadal se hace con su 14º título del Abierto de Francia (Michel Euler/AP) (AP)

Rafael Nadal derrotó a Casper Ruud en sets corridos para ganar su 14º Abierto de Francia y su 22º título de Grand Slam, en lo que quizás sea el triunfo más difícil y notable de la carrera del español en Roland Garros.

A sus 36 años, Nadal se convierte en el campeón del Abierto de Francia de más edad de la historia, y su victoria en arcilla de París llega apenas unas semanas después de que su participación en el torneo quedara en entredicho por una dolorosa lesión en el pie.

Nadal admitió a lo largo de su carrera hacia el título que este Abierto de Francia podría ser su último y aumentó el dramatismo al sobrevivir a partidos maratonianos contra Felix Auger-Aliassime y luego contra su gran rival Novak Djokovic en los cuartos de final.

“Para mí, es difícil describir las sensaciones que tengo. No creería que estaría aquí a los 36 años”, expresó Nadal, que utilizó su experiencia para despachar al joven Ruud, de 23 años, por 6-3, 6-3 y 6-0 en la que fue la primera aparición del noruego en una final de un Grand Slam.

Al recuperar su título del Abierto de Francia de manos de Djokovic, después de ganar el título por última vez en 2020, Nadal ha superado en dos ocasiones al número 1 del mundo y a Roger Federer en la lista de todos los tiempos de campeones de Grand Slam.

La victoria de Nadal en el Abierto de Australia en enero, en la que luchó desde dos sets abajo para derrotar a Daniil Medvedev, también significa que está a la mitad de camino de ganar los 4 Grand Slams del calendario, una hazaña lograda por última vez para el tenis de hombres por Rod Laver en 1969.

“Es increíble lo que está pasando este año”, dijo Nadal, antes de que el español revelara que ha estado recibiendo inyecciones analgésicas en el pie para poder jugar. “No sé lo que puede pasar en el futuro, pero voy a seguir luchando para intentar seguir adelante”.

Nadal avanzó a su 30ª final de un Grand Slam después de que su rival Alexander Zverev sufriera una terrible lesión en el tobillo en la semifinal del viernes, en la que los jugadores aún no han completado el segundo set después de tres horas en la cancha.

Rafael Nadal celebra su victoria en Roland Garros (Reuters)
Rafael Nadal celebra su victoria en Roland Garros (Reuters)

Pero Nadal se recuperó físicamente y la final fue bastante más sencilla, y Nadal terminó con una floritura para ganar 11 juegos seguidos y alcanzando su máximo nivel con un impresionante despliegue de golpes cruzados ganadores.

Tras un primer set nervioso en el que ambos jugadores se encontraron en la final, la racha de 11 juegos se desencadenó después de que Ruud se pusiera con un rompimiento de ventaja en el segundo set y mantuviera una ventaja de 3-1.

Parecía que Ruud había llegado a la final después de haber superado a Nadal con un golpe ganador, pero no volvería a ganar un juego, ya que su ídolo y mentor en la pista, Philippe-Chatrier, lo destrozó.

Ruud se había convertido en el primer jugador noruego en alcanzar una final de un Grand Slam para hombres y es un producto de la academia de Nadal en Manacor. “Hoy he podido sentir lo que es jugar contra ti y sé que no soy la primera víctima”, señaló Ruud. “¡Ha habido muchas más!”

Nadal había tenido problemas físicos a veces durante sus épicos encuentros con Auger-Aliassime, Djokovic y Zverev, pero su movimiento por la arcilla fue impresionante para sellar una victoria en dos horas y 18 minutos.

Terminó con 37 golpes ganadores frente a 18 errores no forzados, con 14 de esos ganadores en el último set mientras un implacable y desbocado Nadal alcanzaba su ritmo. Una vez más, un rincón de París se transformó en España.

El resultado era familiar; la conclusión de dos semanas extraordinarias era un resultado que se había celebrado 13 veces en la Philippe-Chatrier. Pero después de las lesiones, los parones, la incertidumbre, el peligro, este fue un triunfo del Abierto de Francia que sobresale por encima del resto.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.