Rafa Puente Jr, la apuesta de Pumas después de no convencer a Tuca Ferretti ni Jaime Lozano

Rafael Puente Jr. durante un partido de Liga MX al frente del Atlas. (Alfredo Moya/Jam Media/Getty Images)
Rafael Puente Jr. durante un partido de Liga MX al frente del Atlas. (Alfredo Moya/Jam Media/Getty Images)

Pumas ha anunciado a Rafael Puente Jr. como nuevo director técnico para el Clausura 2023. Su contrato únicamente tiene una vigencia de seis meses. Será al final del certamen cuando se determine si hay una extensión. Después de una temporada decepcionante, que llevó a los felinos a prescindir de Andrés Lillini, la directiva busca en Puente del Río el aliciente para rescatar a un equipo acostumbrado a la incertidumbre.

Las expectativas de los aficionados de Pumas estaban por las nubes. Ya se imaginaban a Tuca Ferretti y Memo Vázquez, dupla alumno-maestro inmejorable, en el banquillo de Ciudad Universitaria para traer de vuelta las grandes glorias del equipo. No fue así, pese a la oleada de rumores que los colocaban de regreso en la institución. Y tampoco arribó al Pedregal Jaime Lozano, que se contempló como el plan b. En cuestión de una semana, la opción que había sido dejada para el final, y cuyo rechazo ha sido manifiesto por parte de los aficionados, pasó a materializarse como el nuevo entrenador.

Puente Jr. es un entrenador preparado y, durante los cinco años que lleva en el futbol profesional, ha dejado constancia de su profesionalismo: no entra en peleas y respeta a sus jugadores y a los rivales. De ninguna se le puede considerar un improvisado. Ciertamente, su primera etapa en Lobos BUAP hizo pensar que podía ser un entrenador de ascenso meteórico. En menos de un año, consiguió el ascenso a Primera División con el cuadro licántropo. Pero, ya en el máximo circuito, los resultados no se le dieron y fue despedido en su segundo torneo. Lobos descendió en su primer año.

Después encontró una oportunidad en Querétaro. También tuvo un buen inicio en el Apertura 2018. Calificó a la Liguilla y se fue eliminado por Cruz Azul. Al torneo siguiente una mala racha de resultados orilló a su salida. Para 2020 tuvo una oportunidad en el Atlas. Jamás encontró su sitio ahí. Perdió siete de nueve partidos. Después de aquello, tuvo un breve periodo como ayudante, precisamente, del Tuca Ferretti en Juárez.

Puente del Río junto al Tuca Ferretti. en un partido de Juárez en Liga MX. (Álvaro Ávila/Jam Media/Getty Images)
Puente del Río junto al Tuca Ferretti. en un partido de Juárez en Liga MX. (Álvaro Ávila/Jam Media/Getty Images)

Ni Pumas ni él pueden permitirse otro fracaso más. El colchón de la eliminación del descenso es un salvavidas para ellos y para todos los equipos que se la viven en la parte baja de la tabla, pero en caso de no obtener buenos resultados, los felinos ya habrían explorado todos los métodos del fracaso: ahora con un buen plantel. Sí, a Universidad Nacional podrán faltarle buenos defensas, pero ese no es un pretexto suficiente para justificar la pésima temporada anterior. En el futbol mexicano hay pocas plantillas redondas, que puedan presumir de poderío y variedad en todas las zonas.

Si el universitario es un equipo con jugadores de buena calidad de mediocampo hacia delante, ¿por qué fueron incapaces de explotar sus virtudes? El futbol se trata de eso: esconder defectos y relucir aquello en lo que se tiene ventaja. Pumas anotó apenas 21 goles el torneo pasado y encajó 31. Unos números que sí, dejan ver la fragilidad defensiva por un lado, pero también exponen la nulidad al ataque de los auriazules.

Precisamente Puente es un entrenador que se caracteriza por dotar a sus equipos de herramientas ofensivas. No le importa correr riesgos con tal de generar ocasiones en el arco rival. Habrá que ver hasta dónde llegan las convicciones. Porque sabe que esta es la oportunidad de su vida. Será muy difícil que alcance una proyección de altura si no aprovecha esto. ¿Será capaz de manejar la presión exacerbada que tiene desde ya? Cuando al afición de pumas no quiere a un entrenador, no descansa hasta verlo fuera. Pasó con Mario Carrillo y con José Luis Trejo.

A Puente del Río se le ha criticado por tener las soluciones para todo cuando estaba en la televisión, y su tono, con cierta pedantería, no le ayudaba mucho. Sin embargo, tampoco se puede dudar de su condición de estudioso: honra su trabajo a través de la preparación. El reto es llevar la teoría a la práctica y esta parece la oportunidad del ahora o nunca en su carrera.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Supuesto acosador del metro de la CDMX se ve acorralado y ataca con una navaja.