Radioterapia flash: un hito para el tratamiento del cáncer

Una nueva tecnología podría revolucionar el tratamiento del cáncer: la radioterapia flash. Un nuevo dispositivo está siendo desarrollado por el laboratorio de física del CERN, en colaboración con el Hospital Universitario de Lausanne en Suiza (CHUV) y la empresa francesa THERYQ (grupo Alcen). Su tecnología se basa en radiaciones de electrones de muy alta energía (VHEE) pero de forma muy rápida, en menos de un segundo, capaces de alcanzar las células cancerígenas sin dañar las células sanas.

¿Será posible tratar tumores cancerosos en un abrir y cerrar de ojos? Esta es la promesa de la llamada radioterapia flash, cuyo primer prototipo acaba de lanzarse. En una fracción de segundo, este proceso es capaz de alcanzar las células cancerígenas, sin dañar las células sanas, afirman los investigadores involucrados.

Esta nueva radioterapia podría revolucionar en pocos años el tratamiento contra el cáncer, sobretodo para los tipos de cáncer persistentes, profundos o difíciles de tratar o extirpar.

Un proyecto conjunto de tres instancias en Suiza y Francia: CHUV, CERN Y THERYQ

Actualmente existe el proyecto de un nuevo equipo de radioterapia Flash desarrollado entre el Hospital Universitario de Lausanne en Suiza (CHUV), la Organización Europea para la Investigación Nuclear, mejor conocida por sus siglas en inglés, el CERN, que opera el laboratorio de Física más grande del mundo en Suiza, en la frontera con Francia, y la empresa THERYQ, del grupo francés Alcen especializado entre otras cosas en la fabricación de equipos médicos.

Hace algunos años, el Profesor Jean Bourhis, jefe del servicio de radio oncología del Hospital Universitario de Lausanne en Suiza (CHUV) descubrió el potencial de la tecnología FLASH en el tratamiento del cáncer observando que la radioterapia flash destruía las células cancerígenas sin dañar las células sanas. Desde entonces, ha desarrollado con diferentes actores esta pista terapéutica.

El primer dispositivo fue la máquina FLASHKNiFE, fruto de la colaboración entre el CHUV y el grupo THERYQ Alcen. El primer ensayo clínico en un paciente que sufría de un cáncer persistente de la piel (2018) arrojó resultados prometedores.

La etapa siguiente es el desarrollo de la tecnología FLASHDEEP que permitirá alcanzar tumores profundos, de hasta 20 centímetros de profundidad. FLASHDEEP está siendo desarrollado gracias a la tecnología CLIC del CERN.

El nuevo dispositivo utilizará electrones de muy alta energía (acelerados gracias al acelerador lineal de electrones de alto rendimiento CLIC del CERN) para tratar tumores grandes y profundos. La dosis de radiación llegará al tumor en menos de 200 milisegundos, lo que reducirá los efectos secundarios al preservar el tejido sano.

Las tres instancias; el CHUV, el CERN y THERYQ han firmado pues un acuerdo para desarrollar por primera vez en el mundo este nuevo dispositivo, basado en la radiación de electrones de muy alta energía (VHEE).

El dispositivo FLASHDEEP se instalará en el CHUV, el hospital universitario de Laussane para proceder después a los primeros ensayos clíncos en pacientes. En este video (en inglés) se explica brevemente en qué consiste esta nueva tecnología:

La Doctora Fernanda Herrera es médico asociado al servicio de radioterapia del Hospital Universitario de Lausanne en Suiza (CHUV) y en entrevista para RFI conversó sobre esta nueva tecnología la radioterapia flash.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Cómo el fentanilo provocó la fase más mortífera de la crisis de los opioides