¿Racionar el agua? La situación en Italia alerta a España de lo que está por venir

·3  min de lectura

Todavía no ha llegado el verano, pero las temperaturas extremas ya han hecho su aparición. Tanto en mayo como en junio se han experimentado episodios de mucho calor más propios de los meses estivales que del periodo primaveral en el que nos encontramos.

Si a esta situación se le añade además falta de precipitaciones, el resultado es claro: sequía. Y hay un país que la está experimentando de una forma notable. Se trata de Italia. Más de 100 pueblos de las regiones del Piamonte y Lombardía, al norte de la nación, se pueden ver obligadas muy pronto a racionar el agua ante la escasez de este recurso.

El río Po en Italia sufre la peor sequía en 70 años. (Photo by PIERO CRUCIATTI/AFP via Getty Images)
El río Po en Italia sufre la peor sequía en 70 años. (Photo by PIERO CRUCIATTI/AFP via Getty Images)

Los datos no mienten y señalan que en este 2022 se está viviendo en el entorno del río Po, el más largo del país, la peor sequía en 70 años. La situación empieza a ser tan desesperada que sobre la mesa la opción de racionar el agua es la que empieza a tomar más forma.

Y es que no se puede olvidar que los próximos meses no son tradicionalmente los que más llueve, sino al contrario, por lo que se teme que la cosa vaya a peor.

El Po se extiende a lo largo de 652 kilómetros, desde Los Alpes hasta desembocar en el Adriático, pero actualmente se encuentra a unos niveles bajísimos. Son varias las causas, la principal, lógicamente, es que se han vivido unos meses sin apenas precipitaciones, pero las temperaturas altas y la falta de nieve en el invierno han agravado el problema.

Tanto que los expertos señalan que el suministro se está agotando. Cabe añadir además que ahora mismo Italia sufre una ola de calor similar a la de España, llevando el mercurio a valores cercanos a los 40 grados.

De momento, las actividades agrícolas y la navegación por el río ya se están viendo afectadas, pero lo más probable es que pronto llegue a los residentes. Tal y como cuenta The Guardian, una federación de empresas de agua, Utilitalia, ya ha propuesto pedir la suspensión nocturna del suministro de agua potable en 125 localidades, con el objetivo de restaurar los niveles anteriores del preciado líquido.

Una medida que probablemente se tenga que terminar aplicando si las precipitaciones siguen sin llegar. Así, Italia parece estar radiografiando lo que puede ser el futuro para todos, también para España.

Las lluvias de marzo y abril han mejorado la situación de los embalses españoles. (Photo by Xurxo Lobato / Getty Images)
Las lluvias de marzo y abril han mejorado la situación de los embalses españoles. (Photo by Xurxo Lobato / Getty Images)

Actualmente, a fecha 16 de junio, los embalses españoles se encuentran a un 48,17% de su capacidad, lo que supone un 10% menos que en las mismas fechas de 2021 (58,09%) y un 20% menos que la media de los últimos 10 años (68,69%), lo que también muestra que la situación empieza a ser alarmante.

En este caso, las precipitaciones caídas en los meses de marzo y abril han salvado algo las malas previsiones que había tras el final del infierno. Pero el ejemplo italiano sirve de preparación para lo que puede estar por venir en los próximos años. Habrá que prepararse.

EN VÍDEO I Se jugaron literalmente la vida para hacerse virales grabando la crecida de un río que les terminó llevando por delante

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.