Racing - Sporting Cristal, por la Copa Libertadores: la Academia estuvo casi un tiempo con un jugador menos, pero en el final derrotó al equipo peruano

Nicolás Zuberman
·4  min de lectura
Tomás Chancalay festeja el gol del triunfo de Racing ante Sproting Cristal por 2-1, sobre el final del partido por la segunda fecha de la Copa Libertadores
Fotobaires

Con un primer gol de pelota parada y un tanto en los minutos finales, Racing ganó 2 a 1 ante Sporting Cristal y acomodó su situación en el Grupo E de la Copa Libertadores. Son dos triunfos en fila para el equipo de Juan Antonio Pizzi, dos victorias que traen mucho alivio: llega con buenas chances de meterse entre los cuatro en el torneo local y en la Copa consiguió tres puntos que le sirven para dejar atrás el mal arranque ante Rentistas (empate 1-1). Todo con el sello que empieza a mostrar este equipo que en 16 partidos no termina de encontrar una identidad en el juego pero sí un método: el balón detenido y los goles agónicos.

Cavani se armó un festín en Manchester y (por ahora) sigue lejos de Boca

De los 20 que convirtió en este ciclo, nueve fueron goles que llegaron después de una jugada de pelota parada. Y diez llegaron en los minutos finales. Ante Sporting Cristal repitió esa fórmula. El primer tanto llegó con otro cabezazo de Juan Cáceres después de un centro de Lovera y el segundo llegó en el minuto 83, cuando ya jugaba con diez hombres y parecía aferrarse al empate.

El 1 a 0 de Racing

La tarde noche estaba tranquila en Avellaneda, parecía respirarse por fin algo de calma con la ventaja inicial de Juan Cáceres desde los 12 minutos. Pero la expulsión de Lucas Orban atrajo otra vez a la inquietud. El zaguero fue a buscar un pelotazo frontal con la rodilla arriba con riesgos y el venezolano Ángel Arteaga no dudó en sacarle la roja. Amanecía el segundo tiempo y la ventaja parcial de Racing se volvía demasiado escueta. Cinco minutos después, Christofer González lo confirmó. Otra vez, la Academia volvía a foja cero. Volvía a la angustia, a la tensión, a las dudas.

Argentinos consiguió un triunfo con autoridad ante la Universidad Católica en Chile

Con el 1 a 1, y el local con diez, el partido perdió la forma. Durante algunos minutos Sporting Cristal apretó para pasar al frente, pero en cuanto Racing logró acomodarse el juego se volvió parejo. Esta seguidilla de seis semanas de competición copera, con largos viajes a cuestas, traerán algunos partidos de Libertadores como el que se vio ayer en Avellaneda. Por momentos, no parecía que estuvieran jugando los mejores equipos del continente.

El empate de Sporting Cristal

Dos equipos partidos, con transiciones permanentes, como si la mitad de la cancha no existiera. Un partido de barrio. En esa confusión, Racing pareció agrandarse. El desorden fue combustible para Enzo Copetti, Tomás Chancalay y Leonel Miranda, tres futbolistas a los que les encanta el caos y el espacio para correr. Hubo algunas contras que no supieron resolver, aunque fueron avisos. El premio les llegó a los 38 del segundo tiempo: Copetti abrió para Miranda, que con un centro preciso le sirvió el gol a Chancalay. El ex Colón solo tuvo que decir que sí con la cabeza y salir a festejar. Al partido todavía le quedaba un rato pero la sensación era que en esa contra Racing se había llevado tres puntos que caían como un alivio enorme. Chancalay se tuvo que disfrazar de bombero en el área propia, al igual que Mena. Pero el 2 a 1 se sostuvo.

Tomas Chancalay cabecea al gol; el ex Colón le dio el triunfo a Racing ante Sporting Cristal de Perú, por la Copa Libertadores. (Photo by Juan Mabromata / POOL / AFP)
JUAN MABROMATA


Tomas Chancalay cabecea al gol; el ex Colón le dio el triunfo a Racing ante Sporting Cristal de Perú, por la Copa Libertadores. (Photo by Juan Mabromata / POOL / AFP) (JUAN MABROMATA/)

Con una imagen muy distinta de la que había arrancado el partido, Racing cumplió el objetivo de ganar el primer partido de Copa como local. Ahora en el horizonte se le viene San Pablo, partido que también afrontará en el Cilindro de Avellaneda, ante el candidato que tiene el grupo. Todo un desafío.

El tanto que le dio el triunfo a Racing

Más allá del alivio por los puntos y la tabla, la noche pareció dejarle algunas certezas a Pizzi. Una cae de maduro: el gran momento de Juan Cáceres. El entrenador probó al comienzo de su ciclo con Iván Pillud en el lateral derecho. Luego optó por Fabricio Domínguez, que venía de jugar en ese puesto con Sebastián Beccacece. Y después le hizo lugar al refuerzo Ezequiel Schelotto. Ninguno lo convenció, hasta que apareció Juan Cáceres.

El juvenil de 20 años, que llegó a Racing en edad de infantiles aunque en el medio pasó algunos años por inferiores de Boca, no sólo se ganó el puesto. Se volvió mucho más que el 4 de este equipo. Cáceres es el artífice de cuatro de los últimos cinco goles del equipo: cabezazo agónico para el 1 a 1 en Montevideo, ante Rentistas; desborde y centro atrás para la igualdad parcial de Ignacio Piatti ante Colón; otro testazo salvador para darle el 2 a 1 a la Academia contra el Sabalero y, otra vez, anticipo ofensivo en el área rival para abrir el partido ante Sporting Cristal. Cuando Chancalay anotó el 2 a 1 ante Sporting Cristal, Cáceres ya descansaba en el banco.

Lucas Orban se fue expulsado en Racing, esa roja le generó un dolor de cabeza a Pizzi
Fotobaires


Lucas Orban se fue expulsado en Racing, esa roja le generó un dolor de cabeza a Pizzi (Fotobaires/)

El fin de semana pasado ante Colón, después del triunfo 2 a 1 agónico, Pizzi aseguró “tener mucha suerte” en conferencia de prensa: “Soy un fiel defensor de tener suerte. Como dicen: cuanto más trabajo, más suerte tengo”. Lo podría haber dicho tras el 2 a 1 postrero contra Sporting Cristal.