Racing. Juan Antonio Pizzi da las primeras señales sobre quién tomará la posta de Lisandro López

Nicolás Zuberman
·4  min de lectura

Ante la mirada de Lisandro López,que siguió los dos partidos amistosos vestido de civil y del otro lado del alambrado, Darío Cvitanich convirtió los dos goles para el triunfo de Racing ante All Boys por 2 a 0, en lo que fue la primera prueba para Juan Antonio Pizzi como entrenador académico. Los tantos -uno de cabeza a la salida de un córner, el otro de penal- son un guiño para Pizzi, que lo respaldó desde su llegada al club, pero sobre todo una señal para el propio goleador luego de un 2020 esquivo, con muy pocos minutos y sin convertir. Con el cambio de entrenador y la salida de Licha a Estados Unidos, el 2021 se perfila con Cvitanich como protagonista en Racing: arrancará como el 9 titular del equipo y es probable que lleve la cinta de capitán ajustada a su bíceps izquierdo.

Semáforo rojo. River pagó 28 millones de dólares por ellos y se fueron libres

Los caminos de la Academia y el delantero de Baradero se cruzaron hace poco más de dos años. Con Eduardo Coudet como DT, Racing marchaba líder de la Superliga 18/19 y necesitaba un atacante que le asegure cuatro o cinco goles para sostener su camino al título en las diez fechas que restaban para la segunda mitad de la temporada. Cvitanich representaba esa garantía. En su estreno, en Mar del Plata, ante Aldosivi, le bastaron un par de minutos para marcar y empezar a devolver la confianza. Y para que germine una relación de cariño mutuo con los hinchas que se sostiene pese a que no convierte un gol desde el 30 de noviembre de 2019.

Con la camiseta de Racing lleva seis gritos en 46 partidos (0,13), un promedio mucho más bajo que el que sostuvo a lo largo de su carrera (0,44 en Banfield, por ejemplo). Sin embargo los hinchas lo valoran más allá de su efectividad. Se metió en el corazón gracias a algunos gestos fuera de la cancha pero también por su entrega dentro: las dos jugadas que hasta ahora marcan su paso por el club son las corajeadas en dos clásicos distintos ante Independiente, una para generar el penal que luego terminó en gol de Lisandro en 2019 y otra para iniciar la jugada que derivó en el 1 a 0 de Marcelo Díaz en 2020.

"Por Darío tengo una debilidad -dijo Lisandro López cuando anunció su despedida-, tiene una calidad humana bárbara y es una enorme persona. No tengo dudas de que si sigue en el club va a ser un tremendo líder. Además, estando bien, es de los tres o cuatro mejores delanteros de nuestro país". Le puso palabras a otros indicios silenciosos que había dado, como cuando le colocó la cinta de capitán durante el cambio del partido de ida ante Boca por la Copa Libertadores o al regalarle la última camiseta que usó como jugador de Racing. Aún con una carrera diferente y un recorrido distinto dentro del club, por su carisma hacia afuera y por su ascendencia en el plantel, Cvitanich deberá ocupar algo del vacío que deja López en la mitad celeste y blanca de Avellaneda. En el Predio Tita, el ex Lyon lo comprobó con sus propios ojos.

Gabriel Arias; Fabricio Domínguez, Sigali, Mauricio Martínez, Mena; Miranda, Nery Domínguez, Rojas; Cristlado, Cvitanich y Maximiliano Cuadra fue el primer once que paró Pizzi. La Academia dominó el partido y fue justo ganador, aunque el equipo aún necesita amoldarse a la nueva propuesta de juego. La mejor noticia para el cuerpo técnico, más allá de los goles de Cvita, fue el buen nivel de Nery Domínguez en su posición natural de mediocampista.

Podoroska le ganó a la número 9 del ranking mundial, y avanza en Melbourne

Los tantos de Cvitanich llegaron la mañana siguiente a que rubrique la renovación de su contrato con la Academia. Dos veces estuvo a punto de irse del club durante el 2020. La primera, a mitad de temporada, cuando firmó la primera renovación durante la pandemia, con una significativa baja de contrato. "He decidido aceptar la quita impuesta por la dirigencia y seguir otros 6 meses. Si bien las formas, de acuerdo a mi opinión, no fueron las adecuadas, hace 1 año y 6 meses firmé y asumí mi compromiso con la Institución y así será hasta el día que toque irme, que ojalá sea dentro de algo más que 6 meses", anunció en sus redes sociales. Cuando parecía más afuera que adentro, la llegada de Rubén Capria como manager y de Pizzi como DT, más la salida del capitán Lisandro, lo pusieron en el centro de la escena. Este martes firmó su contrato, aunque todavía no fue oficializado por el club, que prepara el anuncio por estas horas. Al video en redes sociales deberán agregarle los dos goles en el amistoso de este miércoles, que aunque aún no sirvan para ganar puntos sí simbolizan un estímulo para lo que viene.