Racing - Boca, Copa de la Liga: el penal que falló Carlos Tevez, la atajada de ‘Chila’ Gómez y las polémicas del partido que metió a la Academia en la final

·4  min de lectura
Carlos Tévez, delantero de Boca, sufre por el penal errado en la definición tras el 0-0; Racing se impuso 4-2
Marcelo Aguilar

Todo clásico suele ser parejo. Y el que jugaron Boca y Racing por una de las semifinales de la Copa de la Liga no fue la excepción. Luego del 0 a 0, el equipo de Juan Antonio Pizzi se quedó con el duelo que se definió en los penales (4-2). Para el vencedor convirtieron Matías Rojas, Lorenzo Melgarejo, Tomás Chancalay y Enzo Copetti; mientras que para el Xeneize anotaron Sebastián Villa y Cristian Pavón. Agustín Rossi le desvió el disparo a Fabricio Domínguez, mientras que Gastón Chila Gómez (el reemplazante de Gabriel Arias, convocado por el seleccionado de Chile) le desvió un remate clave a Diego González . Carlos Tevez, el primer ejecutor del equipo de Russo, estrelló su disparo en el travesaño.

La definición por penales y el festejo de la Academia

Además, en ese contexto, cada falta se transformó en polémica. El encuentro disputado en San Juan fue muy hablado y discutido. El árbitro Darío Herrera no tuvo muchos inconvenientes en cuanto al control del desarrollo, aunque recibió varias quejas desde ambos bancos de suplentes liderados por Miguel Angel Russo y Juan Antonio Pizzi. Hasta los jugadores participaron más con reclamos que resolviendo ofensivamente.

Racing venció a Boca por penales y es el primer finalista de la Copa de la Liga

El mejor ejemplo fue una infracción a los 40 minutos del segundo tiempo de Lucas Orban sobre Sebastián Villa. La falta fue lejos, a la altura de la mitad de la cancha, y el juez amonestó correctamente al futbolista de la Academia. Pero Cardona, que ya había sido reemplazado por Maroni, le gritó a Herrera: “¡Era roja!”, algo que tomó con cierto humor Iván Pillud, que le respondió desde el otro banco de suplentes.

Polémica 1: el codazo de Moreno sobre Varela

En el amanecer del partido se presentó la primera polémica en la que un futbolista de Racing pudo ser expulsado, pero finalmente recibió la amarilla. Cuando se disputaban poco más de dos minutos, Aníbal Moreno fue a disputar la pelota con Alan Varela y en el intento por ganar la posición llevó su antebrazo al rostro del volante de Boca. Finalmente, el árbitro del partido, Darío Herrera, amonestó al futbolista de la Academia que fue mal a buscar el balón. ¿Pudo haber recibido la tarjeta roja? Dio la impresión que la amarilla estuvo bien, aunque el grito de Izquierdoz fue: “No lo expulsás porque recién empezó el partido”.

Polémica 2: la patada de Fabra sobre Copetti

Sólo se jugaban tres minutos de la segunda parte y se dio otra jugada que pudo ser para expulsión. En una salida de fondo del equipo de Avellaneda, Leonel Miranda tocó corto con Enzo Copetti. El delantero de Racing recibió y por detrás llegó Frank Fabra con mucha vehemencia sobre el futbolista de la Academia. Herrera decidió amonestar al defensor xeneize, pero por la forma en la que fue a marcar, pudo haber sido para roja.

Polémica 3: la plancha de Maroni sobre Chancalay

Cuando se disputaban 31 de la segunda parte, se presentó otra polémica en la primera de las semifinales. Gonzalo Maroni, que ingresó al campo de juego desde el banco de suplentes, no pudo controlar un pase y se le fue larga. Quien de inmediato fue a disputar la pelota fue Tomás Chancalay que recibió una peligrosa plancha del futbolista de Boca. Darío Herrera amonestó a Maroni por esa acción que tranquilamente podría haber sido para roja.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El rebote de Rossi que pudo terminar en gol

En lo que fue la primera situación de riesgo que tuvo el partido a los 22 minutos de la primera parte, el arquero de Boca casi comete un grave error que pudo terminar en la apertura del marcador. El volante de Racing, Aníbal Moreno, se adelantó en el campo y remató con mucha potencia al arco y Agustín Rossi cometió un error no forzado. El disparo parecía no llevar inconvenientes para Rossi, pero el arquero xeneize no pudo embolsarla y dio un rebote largo que casi aprovecha Darío Cvitanich. Para suerte de Rossi, el atacante del cuadro de Avellaneda estaba en posición adelantada.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.