El río Paraguay recupera niveles positivos tras las lluvias y su histórica bajada

Agencia EFE
·2  min de lectura

Asunción, 19 nov (EFE).- El río Paraguay acumula días de subida gracias a las lluvias y recupera sus niveles positivos, después de haber marcado su mínimo histórico el pasado 25 de octubre, con 54 centímetros por debajo del cero hidrométrico a su paso por Asunción, informó este jueves la Dirección de Meteorología e Hidrología (DMH).

Este río, que cruza el país de norte a sur y nace en el Pantanal brasileño, es el principal corredor de la Hidrovía Paraguay-Paraná, que conecta al Atlántico la producción de Argentina, Bolivia, Brasil y Paraguay.

Este jueves "registró tres centímetros por encima del cero hidrométrico en el Puerto de Asunción tras crecer ocho centímetros en 24 horas", dijo a Efe el director de la DMH, Raúl Rodas, al tiempo de recordar que el nivel más bajo fue de 54 centímetros por debajo del cero el 25 de octubre pasado.

Con esta marca superó la máxima bajada de -40 centímetros en 1969.

Rodas señaló que las precipitaciones registradas en todo el país en los últimos siete días, principalmente en la cuenca media del Paraguay, arrojó un acumulado de entre 100 y 110 milímetros de agua caída "que repercutió favorablemente en varios puntos a lo largo de su curso".

A pesar de las buenas noticias sobre la crecida del río, aclaró que en esta época del año su promedio suele oscilar entre 2,5 y 3 metros, mientras que el nivel actual está en los 0,03 metros de este jueves a su paso por Asunción.

No obstante, Rodas consideró que en las próximas semanas, con las previsiones de lluvia, podrá volver a recuperar los niveles habituales para estas fechas.

Con la crecida de 8 centímetros de las últimas 24 horas, el río Paraguay recuperó los niveles positivos, que no se registraban desde finales de septiembre.

En Paraguay no se registran precipitaciones continuas e importantes desde finales del año pasado.

Esta escasez de lluvias originó una importante sequía en el río Paraguay, que generó preocupación medioambiental y también económica, ya que gran parte del comercio exterior del país se realiza por vía fluvial y la bajante dificultó la navegación de las barcazas.

(c) Agencia EFE