Río de Janeiro registra la menor tasa de homicidios en 30 años por la pandemia

Agencia EFE
·2  min de lectura

Río de Janeiro, 28 ene (EFE).- Río de Janeiro, el estado más emblemático y uno de los más violentos de Brasil, registró 3.536 homicidios en 2020, un 12 % menos que los 4.004 ocurridos en 2019 y el menor valor para el indicador en 30 años, informó este jueves el Instituto de Seguridad Pública.

La caída en los índices de criminalidad estuvo influenciada por las medidas de confinamiento social implementadas por la pandemia del coronavirus que ayudaron a disminuir la delincuencia, pero también la cantidad de denuncias, según el estudio divulgado por la entidad regional.

Las cifras señalan que todos los crímenes violentos letales -homicidio, robo y lesiones personales seguidos de muerte- cayeron el año pasado un 18,2 % en relación con 2019, pero los homicidios tuvieron el menor índice desde 1991, cuando empezó a realizarse el estudio.

Lo mismo ocurrió con las muertes de civiles a manos de la policía, que cayeron 31,7 % en comparación con las ocurridas entre enero y diciembre de 2019, cuando se registró el récord de 1.810 casos.

Asimismo, 2020 fue el año en el que menos policías murieron en Río, 17 de ellos mientras prestaban servicio y 42 más cuando descansaban.

No obstante, la caída en el número de muertes de civiles a manos de los agentes del estado fue impactada por una decisión de la Corte Suprema de Justicia que prohibió desde junio del año pasado las operaciones policiales durante la pandemia.

Esto porque entre abril y mayo de 2020, en pleno auge de la covid, murieron 65 personas a manos de los uniformados durante operaciones policiales, en momentos en que la región estaba paralizada por causa del confinamiento social.

Según el informe, entre enero y diciembre de 2020 también disminuyeron los robos en las calles, de vehículos y de carga, con una caída del 40 %, 36 % y 33 %, respectivamente, en relación a los de 2019.

Las cifras se muestran como un respiro frente a los índices de violencia que se han venido registrando en Brasil, uno de los países más violentos de América Latina.

De acuerdo con datos del Anuario Brasileño de Seguridad Pública 2020, entre enero y junio del año pasado fueron asesinadas cerca de 26.000 personas -una cada 10 minutos- un 7,1 % más que en el mismo período de 2019, pese a las restricciones implementadas por la pandemia.

(c) Agencia EFE