Río de Janeiro dará subsidios a los más vulnerables durante el confinamiento

Agencia EFE
·3  min de lectura

Río de Janeiro, 24 mar (EFE).- El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, anunció este miércoles un paquete para ayudar a la población más vulnerable de esta ciudad brasileña en momentos en que la pandemia del coronavirus ha obligado a endurecer las medidas de confinamiento para evitar un colapso en el sistema de salud.

La municipalidad distribuirá subsidios a 900.000 personas para ayudarlos a subsistir durante los diez días en que la ciudad estará prácticamente paralizada, a partir del próximo viernes, por las medidas de confinamiento impuestas para reducir los contagios de covid, explicó Paes.

La decisión de destinar 100 millones de reales (unos 18 millones de dólares) en subsidios fue adoptada por el Gobierno municipal para ayudar a familias de escasos recursos y vendedores ambulantes que no podrán trabajar durante el confinamiento de diez días.

Con esta medida, el Gobierno municipal busca disminuir la movilidad y frenar la propagación del virus en momentos en que más de 500 personas contagiadas por la covid esperan por un cupo en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Las ayudas comenzarán a entregarse paulatinamente desde el 26 de marzo hasta el 4 de abril, período durante el cual se llevará a cabo el confinamiento en la "cidade maravilhosa".

Durante esos 10 días podrán funcionar tan solo los servicios esenciales, mientras que los comercios operarán con horarios restringidos y bares y restaurantes podrán atender solo con domicilios.

En el período las playas, escuelas, sitios turísticos y parques, entre otros, permanecerán cerrados.

"Son medidas de respuesta al hambre de las personas, cuando se imponen restricciones", aseguró el alcalde.

De acuerdo con el mandatario municipal, 50.000 familias recibirán un auxilio de 240 reales (unos 43 dólares) cada una y 643.000 alumnos de escuelas públicas se beneficiarán con una tarjeta de alimentación por 108,50 reales (unos 19 dólares) por niño.

Los 13.000 vendedores ambulantes que están registrados en la ciudad recibirán el monto más alto de entre todo el grupo de beneficiados, 500 reales (unos 90 dólares) cada uno, "debido al lucro cesante", explicó Paes.

De los 100 millones de reales que se destinarán para las ayudas, 70 millones (unos 12,7 millones de dólares) saldrán de los cofres de la Alcaldía y el resto será donado por el Concejo.

Según el alcalde, también se está estudiando la posibilidad de otorgar ayudas a las pequeñas empresas, una decisión que deberá confirmarse esta misma semana.

Las ayudas de la municipalidad serán las primeras que recibirán los más pobres luego de que el Gobierno del presidente Jair Bolsonaro suspendiera los subsidios que otorgó desde abril y hasta diciembre pasado a los más afectados por la pandemia en el país.

Brasil es el país más afectado por la pandemia en la actualidad, y el segundo con mayor número de muertes y contagios del mundo, con unas 300.000 víctimas y más de 12 millones de casos confirmados.

Río de Janeiro, la segunda ciudad más poblada de Brasil, con unos 7 millones de habitantes, suma unos 20.000 fallecidos y 220.000 contagios.

Desde que la covid llegó a Brasil, hace poco más de un año, la "cidade maravilhosa" ha sido azotada en dos oportunidades por la pandemia. En la primera, en mayo del año pasado, su sistema de salud colapsó completamente y en noviembre la amenaza volvió a sentirse.

Ahora, con una ola más virulenta que ya deja una fila de más de 500 enfermos a la espera de ser atendido en una UTI, los expertos hablan de un inminente colapso, si no se toman medidas para frenar al virus.

(c) Agencia EFE