Horacio Rodríguez Larreta refutó a Alberto Fernández: “El Gobierno no cumplió con las vacunas que prometió”

Matías Moreno
·6  min de lectura
Rodríguez Larreta, durante la conferencia de prensa
Hernán Zenteno

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, refutó hoy los argumentos que utilizó el presidente Alberto Fernández para suspender las clases presenciales en el área metropolitana y volvió a criticar con dureza a la Casa Rosada por la escasez de vacunas en el país.

“Yo repito lo que dije: hoy estamos viviendo esta situación porque el Gobierno nacional no cumplió con las vacunas que prometió”, afirmó el alcalde porteño, horas después de la reunión que mantuvo con el Presidente en la quinta de Olivos, para discutir la decisión de cerrar las escuelas por la suba de casos de coronavirus.

Y lanzó: “Dijeron que en diciembre iban a haber 20 millones de vacunas y hoy solo hay 7 millones de vacunas en el país. Mañana en la Ciudad nos quedamos sin dosis para seguir vacunando a los grupos de riesgo. Si hubiesen cumplido, hoy la situación sería muy distinta”.

Sin acuerdo por las clases, la relación entre Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta quedó dañada

Más temprano, Fernández había acusado a Larreta de mentir sobre los motivos que llevaron al Gobierno a endurecer las restricciones. “Fue muy injusto, ingrato y se equivocó. Ayer estaba exaltado, hablándole a su público”, remarcó el Presidente.

En conferencia de prensa, Larreta valoró el diálogo que mantuvo con Fernández. “Quiero destacar lo positivo de habernos encontrado a dialogar. Estoy convencido de que el diálogo es esencial en este momento de angustia e incertidumbre”, puntualizó en el primer tramo de su discurso.

En ese marco, Larreta contó que le mostró al jefe del Estado los datos que respaldan su reclamo de mantener la presencialidad. “El Presidente coincidió con esta evidencia, pero me manifestó su preocupación respecto a la circulación asociada a la educación presencial”, contó.

Según las estadísticas de la Ciudad, sostuvo el alcalde, las clases presenciales no generaron un aumento de la cantidad de personas que viajan en transporte público. Además, remarcó que “los chicos no se contagian camino a la escuela”. “Yo voy a mandarle toda esta evidencia al Presidente y espero que, tras evaluarla, acceda a nuestro pedido y revea su decisión”, indicó.

E insistió en que hará “todo lo posible” para que el lunes haya clases presenciales. “La escuela no es un lugar de contagio ”, reiteró Larreta.

Luego, el jefe de gobierno apuntó contra otro de los argumentos que usó Fernández para justificar su posición: la aglomeración de personas en las puertas de los colegios. “Si esa es la preocupación, es más fácil y mucho menos costoso ordenar eso que dejar a los chicos fuera del aula. Mi equipo está a disposición para seguir trabajando en garantizar el orden y el cuidado”, señaló.

Si bien dijo que espera que la Corte Suprema de Justicia se expida pronto sobre el recurso de amparo presentado por la Ciudad, Larreta manifestó que intentará lograr un acuerdo con el Gobierno durante el fin de semana para destrabar el conflicto.

Coronavirus: el rol de Kicillof y los gremialistas docentes que presionaron por el cierre de las aulas

“Podemos analizar nuevamente la evidencia, escuchar la opinión de los expertos -muchos de los cuales ya se han manifestado- y llegar a un consenso que nos permita abrir las escuelas el lunes”, expresó.

Asimismo, Larreta dijo que el Presidente utilizó datos “incorrectos” cuando habló de la “saturación” del sistema de salud en la Ciudad. “Puede ser que circunstancialmente alguna persona que vive en la Ciudad se atienda en la Provincia, pero en la realidad, cuando miramos los datos lo que sucede es totalmente al revés. El 30% de las camas de terapia intensiva, tanto públicas como privadas, están ocupadas por residentes de la provincia”, subrayó el alcalde.

Balance

En la cumbre entre el alcalde y el Presidente no hubo acuerdo sobre el cierre de las escuelas, que dispuso Fernández para contener la suba de casos de coronavirus. Según relató una fuente oficial a LA NACION, Larreta se llevó la “promesa” por parte del primer mandatario de que la suspensión de la presencialidad sólo se extenderá durante quince días. “Promesa que creemos no va a poder cumplir”, comentan desde el larretismo.

Alberto Fernández se reunió con Horacio Rodríguez Larreta en Olivos, pero mantuvo su decisión de suspender las clases presenciales

Pese a que no hubo acuerdo, el jefe de gobierno porteño hizo una evaluación “positiva” del encuentro con el Presidente. “Fue una charla respetuosa y no estuvo cargada de reproches”, cuentan cerca de Larreta.

Respecto de la presencialidad, el tema más espinoso de la cumbre, Larreta considera que con el Presidente tienen “diferentes enfoques” sobre el impacto de la apertura de colegios en la suba de casos. Fernández dijo las clases presenciales aumentan la circulación en el AMBA, lo que se refleja en el incremento de contagios de Covid-19. El alcalde considera que “la movilidad” es distinta en la Ciudad que en el resto del área metropolitana.

El jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta durante la conferencia de prensa
Hernán Zenteno


El jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta durante la conferencia de prensa (Hernán Zenteno/)

“En la Capital más del 70% de la gente se moviliza por vías alternativas -bicicleta, auto particular- al transporte público. Y las escuelas, en general, están más cerca de los domicilios de los alumnos”, afirman desde la Ciudad. Además, entienden que las familias, con el cierre de las escuelas, buscarán que sus hijos interactúen en otros ámbitos sociales. “Y eso es más peligroso, porque no hay protocolos”, grafica una fuente oficial.

En Uspallata, sede de la administración porteña, cayeron muy mal las declaraciones del Presidente tras el encuentro en la quinta presidencial. “Poco menos lo trató como un tonto a Horacio”, dijeron desde Parque Patricios.

En varios pasajes de su exposición, Fernández sostuvo que le tuvo que “explicar” a Larreta por qué era necesario reducir la circulación ante la segunda ola. A su vez, ratificó que no dará marcha atrás con la suspensión de las clases presenciales por dos semanas.

Amparo

Diez minutos antes de reunirse con Fernández, el jefe de gobierno presentó un amparo ante la Corte para impedir que se haga efectiva la decisión de Fernández de cerrar las aulas. En el escrito que interpuso ante el máximo tribunal, el Ejecutivo porteño solicita que la Corte declare inconstitucional el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) del Presidente que estableció las nuevas restricciones y la suspensión de las clases presenciales en el área metropolitana.

Horacio Rodríguez Larreta con Alberto Fernández, en la oficina del presidente en la Quinta de Olivos
Presidencia


Horacio Rodríguez Larreta con Alberto Fernández, en la oficina del presidente en la Quinta de Olivos (Presidencia/)

En su presentación ante la Corte, la administración de Larreta advirtió que el decreto 241/2021 firmado por el Presidente “viola la autonomía de la Ciudad e implica una virtual intervención federal porque se arroga potestades sobre competencias eminentemente locales, en salud y educación”.

Y consideró que la decisión de Fernández no está basada en datos empíricos y resulta “arbitraria”. En ese marco, la Ciudad solicitó a la Corte que le ordene al Gobierno que “se abstenga, hasta el dictado de la sentencia definitiva y firme, de llevar a cabo cualquier acto que implique poner en ejecución el decreto cuestionado”.