El régimen chino remueve de su cargo al arquitecto de la represión de la minoría uigur

·3  min de lectura
Manifestación en el exterior de la Casa Blanca contra China para que tomen medidas para detener la opresión de los uigures
Manifestación en el exterior de la Casa Blanca contra China para que tomen medidas para detener la opresión de los uigures

PEKÍN.– El Partido Comunista Chino (PCCh) nombró un nuevo responsable en la región noroeste de Xinjiang, en reemplazo de Chen Quanguo, su hombre fuerte, que terminó en la lista negra de sanciones de Estados Unidos por acusaciones de represión contra la minoría musulmana uigur. La información fue publicada por la agencia estatal de noticias Xinhua, sin dar razones oficiales de la decisión.

El anuncio se produce pocos días después de las nuevas sanciones de Washington contra las empresas chinas acusadas de contribuir a los abusos de los derechos humanos en Xinjiang. El presidente Joe Biden promulgó una ley que prohíbe las importaciones de esa región.

Los manifestantes sostienen carteles mientras se reúnen durante una manifestación por la libertad uigur en Nueva York el 22 de marzo de 2021
Timothy A. Clary


Los manifestantes sostienen carteles mientras se reúnen durante una manifestación por la libertad uigur en Nueva York el 22 de marzo de 2021 (Timothy A. Clary/)

Chen Quanguo, exmilitar de 66 años, era el principal líder comunista de la región desde agosto de 2016, después de haber sido secretario del partido en el Tíbet durante cinco años. En 2017 también fue nombrado entre los 25 miembros del Buró Político del PCCh, el principal organismo político de China.

Varios países occidentales y numerosas ONG denunciaron que bajo su mandato se crearon y fortalecieron campamentos de reeducación forzosa para uigures, donde fueron internados cientos de miles de miembros de la minoría.

Pekín afirma, por otro lado, que se trata de estructuras destinadas a contrarrestar la radicalización.

El régimen también está acusado de seguir una política para cambiar el equilibrio étnico en Xinjiang a través de un programa de esterilizaciones forzadas sobre las mujeres uigures.

Las restricciones a la hora de informar sobre la región de Xinjiang son múltiples y los periodistas extranjeros que viajan de manera independiente a la zona son sometidos a vigilancia e intimidación continua, consignó en su último informe el Club de Corresponsales Extranjeros de China.

Como nuevo responsable chino en la región fue nombrado Ma Xingrui, que dirigía la provincia sureña de Guangdong.

Uigures y otros rezan durante los servicios en la mezquita Id Kah en Kashgar, en la región de Xinjiang, en el extremo occidental de China, el 19 de abril de 2021.
Uigures y otros rezan durante los servicios en la mezquita Id Kah en Kashgar, en la región de Xinjiang, en el extremo occidental de China, el 19 de abril de 2021.


Uigures y otros rezan durante los servicios en la mezquita Id Kah en Kashgar, en la región de Xinjiang, en el extremo occidental de China, el 19 de abril de 2021.

El cambio se produjo en medio de una reorganización más amplia antes del vigésimo congreso del partido del próximo año, programado para el otoño boreal. No está claro si la medida indica un replanteamiento del enfoque general de China hacia Xinjiang. Pekín sería sensible a cualquier interpretación de que se somete a la presión internacional que demanda el respeto de los derechos humanos.

Algunos observadores chinos han señalado que Chen incluso puede ser promovido durante el congreso del partido. Otros dicen que su reemplazo, Ma, puede centrarse más en el desarrollo económico de la región.

El reemplazo de Chen, Ma, de 62 años, tiene experiencia en la industria aeroespacial. Antes de convertirse en gobernador de Guangdong, se desempeñó como jefe del partido en Shenzhen desde 2015.

Los grupos de derechos humanos y las Naciones Unidas dicen que alrededor de un millón de uigures y otros musulmanes han sido detenidos en campos de reeducación en Xinjiang en nombre de la lucha contra el extremismo religioso y el terrorismo.

Algunos legisladores y parlamentarios occidentales han descrito el trato de China a los uigures como genocida, una acusación que el régimen encabezado por el presidente Xi Jinping niega. También ha habido llamamientos para boicotear los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín en febrero próximo.

Agencias Reuters y ANSA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.