Nuevo régimen en Afganistán: los talibanes les prohíben a las mujeres hacer deporte para que no “expongan sus cuerpos”

·3  min de lectura
Mujeres afganas esperando el tranposrte para ir a clases en Herat, el 17 de agosto de 2021
AREF KARIMI

KABUL.- Los talibanes decretaron que las mujeres afganas no podrán jugar más al cricket ni a ningún otro deporte que “exponga sus cuerpos” o los muestre a los medios. La medida fue confirmada por el vicejefe de la Comisión de Cultura del nuevo gobierno de Afganistán, Ahmadullah Wasiq, a la emisora australiana SBS News.

”No creo que a las mujeres se les permita jugar al cricket porque no es necesario que las mujeres jueguen al cricket”, indicó Wasiq, y continuó, sin dar demasiadas explicaciones: “Pueden tener que afrontar situaciones en que no estén cubiertos su rostro o su cuerpo. El islam no permite que las mujeres sean vistas así”.

Tensión en el Mercosur: Luis Lacalle Pou anunció un acuerdo comercial entre Uruguay y China

El funcionario del nuevo gobierno que instauró el grupo extremista islámico -luego de avanzar sobre el país asiático y tomar Kabul, hace aproximadamente un mes-, dijo, por último: “Ésta es la era de los medios y habrá fotos y videos que la gente mirará. El Islam y el Emirato Islámico no permiten a las mujeres jugar al cricket ni a ningún otro tipo de deporte que las exponga”.

La semana pasada, las mujeres afganas encabezaron protestas para reclamar por sus derechos y fueron reprimidas
WAKIL KOHSAR


La semana pasada, las mujeres afganas encabezaron protestas para reclamar por sus derechos y fueron reprimidas (WAKIL KOHSAR/)

La decisión de los talibanes pone en juego el esperado partido de cricket previsto en Australia para noviembre entre las dos selecciones masculinas porque, para jugar, el International Cricket Council -el organismo deportivo que regula la actividad a nivel global- requiere a sus 12 miembros que tengan también una selección nacional femenina.

Conformación del gabinete talibán

Ayer, los talibanes anunciaron un gabinete provisional dominado por la vieja guardia -que gobernó el país entre 1996 y 2001 con políticas rigurosas y amplias restricciones de libertades individuales- otorgando altos cargos a personalidades que participaron de la batalla de 20 años contra la coalición liderada por Estados Unidos en Afganistán.

El mullah Hasan Akhund encabezará el nuevo el gobierno. Lo acompañarán, entre otros, Abdul Ghani Baradar, que firmó el acuerdo que llevó a la retirada final de Estados Unidos.

El nombramiento más polémico fue el de Sirajuddin Haqqani como nuevo ministro de Interior. Haqqani es el líder de la homónima red de milicias que se considera ligada a Al-Qaeda y está siendo buscado actualmente por el FBI por terrorismo, con una recompensa de cinco millones de dólares.

“Amenaza golpista”: Jair Bolsonaro reunió a una multitud y redobló la ofensiva contra la Corte Suprema

Hasta el momento no hay indicios de no talibanes en los nombramientos, una gran demanda de la comunidad internacional, pero en el nuevo gobierno dijeron que la lista “no está completa”, y afirmaron que el movimiento -que prometió un Ejecutivo “inclusivo”- intentará “incorporar a gente de otras regiones del país”.

Si bien los talibanes dicen haber vuelto al poder “moderados”, la última iniciativa que tomaron respecto a la actividad deportiva de las mujeres no es la primera restricción que despliegan ante el género femenino desde su regreso. En efecto, surgieron denuncias de mujeres a las que se les prohibió salir a trabajar, circular por la calle sin compañía de un hombre e, incluso, se difundió el caso de una madre que murió golpeada por combatientes que le exigían que cocinara para ellos.

La semana pasada, decenas de mujeres afganas salieron a las calles de Kabul para reclamar ser incluidas en el próximo Gobierno, así como reclamar sus derechos. La respuesta de los talibanes fue la represión.

El grupo de insurgentes islamitas puso freno a la sublevación de mujeres con gas lacrimógeno y proyectiles, según registró la agencia de noticias de Oriente Tolo News. “Usaron disparos y gases lacrimógenos para dispersarnos, incluso si cinco mujeres se reúnen en un lugar para protestar, las dispersan”, dijo el sábado una de las organizadoras de la protesta, que pidió preservar su identidad.

Agencia ANSA

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.