Récord porteño: 126 parejas se casarán en San Valentín

José María Costa

Dar el "sí" ante la ley es uno de los eventos trascendentales en la vida de un gran número de personas. Si la fecha elegida es el 14 de febrero, el Día de los Enamorados o de San Valentín, un plus rodea a la ceremonia.

Esto es lo que les pasará a las 126 parejas que sacaron turno en el Registro Civil de la Ciudad de Buenos Aires para consagrar su unión ante la ley el próximo viernes. Incluso, cinco de esas parejas tendrán la posibilidad de casarse en un ícono porteño como El Rosedal de los lagos de Palermo, que ya cumplió un siglo.

Según datos a los que accedió LA NACION, el número de solicitudes de casamientos para San Valentín en 2020 es la segunda más alta de los últimos 15 años, solo superada por el 14 de febrero de 2005, fecha en la que se unieron en matrimonio 134 parejas. Además, también está en el segundo lugar del podio histórico de casamientos en un día, detrás del Día de los Enamorados de 2005.

En 2017 solo 76 parejas eligieron esa fecha para casarse. Un año después, el número llegó a 109. El año pasado fueron 102. Este año es récord, con algunas particularidades. 116 parejas contraerán matrimonio en la Sede Central del Registro o algunas de las comunas. Cinco parejas lo harán en un domicilio privado y las restantes lo harán en el Patio Andaluz del Rosedal.

"En promedio se casan, por día, entre 50 y 60 parejas en la Ciudad. Si bien estamos en temporada alta de matrimonios, es una fecha especial porque es el Día de los Enamorados. Siempre hay más expectativa. Por eso tenemos más de 120 casamientos, todo un récord en relación a esta fecha en los últimos 15 años", explicaron a LA NACION desde el Ministerio de Gobierno Porteño.

La hija del jardinero que eligió el Rosedal para sellar un amor que surgió en la adolescencia

La historia de amor entre Sofía Romero y Guillermo Díaz comenzó hace 13 años, en plena adolescencia y en un viaje que organizó un colegio de Moreno con destino a Tucumán. "Ahí ocurrió el flechazo", recordó la futura esposa. Ellos serán la cuarta de las cinco parejas que se casarán en El Rosedal.

Sobre la fecha, Sofía asegura que fue un poco por azar. "Cuando lo hablamos, queríamos la segunda semana de febrero y en lo posible un viernes. Dio la casualidad de que este año 14 cae ese día, fuimos y nos ofrecieron esa fecha", contó a LA NACION la mujer, que tiene 26 años.

Guillermo agregó: "Se dio así, queríamos un viernes para no cortar la semana para los invitados que trabajan. Fue espontáneo sacamos el turno y estaba la fecha disponible".

"Él me propuso matrimonio muchas veces, pero la oficial fue en 2018, un 15 de diciembre, día de mi cumpleaños. Ahí les informamos a nuestros familiares que nos casábamos. Él se arrodilló y me dio el anillo de compromiso", recordó. Sofía y Guillermo tienen un hijo de 10 años.

En tanto, el futuro marido, agregó: "Se lo pedí muchas veces, creo que le gané por insistencia. Lo hablamos y lo anunciamos en el cumpleaños de Sofía de 2018 a toda la familia".

Para Sofía, casarse en el Patio Andaluz del Rosedal se entrecruza con algo de su historia familiar. "Yo crecí entre rosales porque mi papá es jardinero. Recuerdo todos los colores que hubo en mi casa", recuerda emocionada.

¿Cómo esperan el gran día? "Guillermo muy tranquilo, como es él, y ocupándose de las últimas cosas que faltan. Yo, en cambio, muy nerviosa", reconoce la novia.

A pesar de la tranquilidad que transmite Guillermo, el hombre se sinceró y aseguró que está ansioso, pero los años juntos con Sofía le transmiten calma.

Sobre los invitados y el lugar elegido, Sofía contó: "Les gustó la idea porque es un lugar precioso y para esta época del año es ideal". La ceremonia será íntima, con unos 20 testigos, y el marco incluirá un jardín con casi 8 mil rosas de 93 especies diferentes.

Los que cumplen mañana cumplen las bodas de papel

Entre los que eligieron esta fecha, en años anteriores, para casarse está Cynthia que mañana cumplirá su primer año de matrimonio junto a Rodrigo.

En diálogo con LA NACION, contó: "La idea era casarnos en realidad el viernes 15 y hacer la fiesta el sábado 16 en una quinta. Cómo nosotros hicimos toda la decoración nos dimos cuenta que nos convenía casarnos un día antes para no estar a las corridas. Así que elegimos el 14. Tratamos de sacarlo con bastante tiempo de anticipación por las dudas, y ¡menos mal! Quedaban solo 3 horarios para elegir".

Sobre la propuesta de casamiento, recordó que incluyó a Los Simpson, una serie que marcó a la pareja. Mi marido festejó su cumpleaños en casa y se había complotado con sus amigos y mis amigas para hacer una sorpresa. En el capítulo que Lisa se casa, armó un vídeo y un amigo se puso la máscara de vaca. Y me hizo la propuesta ahí en su cumple".

"Cuando contamos que elegimos casarnos el Día de los Enamorados la mayoría se reían. Decían que era demasiado tierno", contó sobre la reacción de sus invitados.