Quiso matar a su exmujer con los 'donuts de la muerte'

Ghulan Nabizadah es un ciudadano estadounidense divorciado de 54 años de edad que reside en Virginia, Estados Unidos. Desde noviembre, cuenta con una orden de alejamiento por amenazar de muerte a su esposa, sin embargo, aún puede ver a los hijos que comparten e incluso, llevarlos de vuelta a casa.

Según los archivos de la Corte del condado de Fairfax, Nabizadah no podía acercarse a su excónyuge y una semana después de que las autoridades determinaran esta decisión, el sujeto estuvo a punto de cumplir con sus amenaza, tal y como publicó Fox 5.

Llevó de regreso a sus hijos con su madre tras un permiso para verlos y les dio una caja con seis donuts glaseados para que se lo entregaran a su ex. Ya en la vivienda, su hija le dio un bocado a uno de los pasteles y se percató de que su sabor era tan distinto como desagradable.

Los donuts fueron analizados en un laboratorio y se determinó que estaban contaminados con naftalina, un componente que se encuentra en los pesticidas para ropa como las bolas de alcanfor. El sujeto había intentado envenenar a su exmujer sin importarle que sus propios hijos también se vieran afectados por los contaminados donuts.

La ingesta de naftalina puede causar daños en el hígado, neurológicos e incluso la muerte. Afortunadamente, según expuso la publicación estadounidense, la pequeña salió ilesa tras probar el donut.

Pasaron varios meses desde que se produjo el incidente y Nabizadagh todavía sigue en libertad.