Quisieron aparear a dos tigres en peligro de extinción, pero el macho se rebeló y mató a la hembra

·3  min de lectura
Un tigre macho de Sumatra mató a una hembra de su misma especie en un intento controlado de procreación
Pexels

Un tigre macho de Sumatra mató a una hembra de su misma especie en un zoológico de Estados Unidos mientras las autoridades del lugar intentaban que los felinos se aparearan en un primer intento controlado de procreación.

Video: las asombrosas imágenes del calamar gigante que fue descubierto en un naufragio

El tigre de Sumatra es una subespecie que se ubica únicamente en esa isla del sudeste asiático y que se encuentra en peligro crítico de extinción. Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, la entidad internacional dedicada a la conservación de los recursos naturales, estos felinos, que pueden vivir entre 12 y 18 años tanto en cautiverio como en estado salvaje, se encuentran en la Lista Roja de Especies Amenazadas debido a la caza furtiva, la pérdida de hábitat y al conflicto que se genera en forma repetida en su interacción con los seres humanos.

En la actualidad, solo quedan unos 400 tigres de Sumatra en libertad. Por esta razón, 14 zoológicos estadounidenses implementaron el programa Species Survival Plan para intentar preservar la especie mediante la procreación controlada de los 77 animales que se encuentran en cautiverio en los parques norteamericanos.

El tigre de Sumatra es una subespecie que se encuentra en peligro crítico de extinción
Pexels


El tigre de Sumatra es una subespecie que se encuentra en peligro crítico de extinción (Pexels/)

Point Defiance Zoo & Aquarium es uno de los zoológicos que se sumó al proyecto para tratar de aparear a dos tigres de Sumatra. A pesar de los esfuerzos de las autoridades del parque situado en la ciudad de Tacoma, en el estado de Washington, el proyecto terminó en tragedia cuando el tigre macho, llamado Raja, atacó a la hembra, Kirana, durante el acto sexual.

Kirana sufrió graves heridas que terminaron con su vida. “Cuando los tigres se reproducen es natural que peleen entre ellos y, por lo general, hay cierto nivel de agresión”, explicó la doctora Karen Goodrowe, coordinadora de Species Survival Plan, al periódico The News Tribune.

Encontró una cámara pérdida en el bosque con una extraña grabación hecha por un oso

Sin embargo, en esta oportunidad la agresividad fue mucho más allá de lo que los cuidadores se podrían haber imaginado. Cuando intentaron juntar a los tigres en el primer intento controlado de procreación, Raja, quien nació hace dos años en cautiverio, provocó profundas lesiones en la hembra.

Teniendo en cuenta la probable agresividad que suelen manifestar estos animales, el proceso para aparear a Raja y Kirana fue muy lento. En primer lugar, los cuidadores acercaron a los felinos para que tuvieran contacto visual y olfativo mientras aún estaban separados por un alambrado. Más tarde, vigilaron a la pareja para buscar de signos positivos que mostraran una atracción entre ambos.

El patio trasero de la cabaña linda con una reserva natural, Thrigby Hall WIldlife Gardens, donde vive una pareja de tigres de Sumatra, Kubu y Dua
Minors Brady


Los cuidadores acercaron a los felinos para que tuvieran contacto visual y olfativo mientras aún estaban separados por un alambrado (Minors Brady/)

Finalmente, después de una vigilancia intensiva, cuando Kirana comenzó su período de celo, los cuidadores quitaron las barreras y permitieron que los tigres de Sumatra se encontraran físicamente.

Sin embargo, el resultado fue inesperado porque a los pocos segundos el macho empezó a morder y a desgarrar a la hembra. Los empleados del zoológico procuraron distraer a Raja para poder separar a la pareja, pero no pudieron detener el ataque. Como consecuencia, Kirana sufrió profundas heridas que terminaron resultando mortales.

Una tortuga “irrumpió” en una pista de aterrizaje en Japón y causó retraso en los vuelos

Karen Wolf, la jefa de veterinaria de Point Defiance, detalló que la autopsia de la hembra confirmó un trauma sustancial por lesiones y una infección bacteriana. Durante el fin de semana pasado, Kirana pareció mejorar en un principio, pero rápidamente el cuadro clínico empeoró hasta provocar su muerte.

Goodrowe calificó la muerte de Kirana como “desgarradora” para todo el personal del zoológico, pero especialmente para aquellos que cuidaron desde que era una cachorra. “Estamos devastados por la pérdida de una tigresa muy especial y por la pérdida de la población de tigres en su conjunto”, aseguró la especialista.

Desde 2010, el zoológico Point Defiance logró aparear a cuatro parejas de tigres de Sumatra con éxito. En aquellas ocasiones, ninguno de los felinos resultó herido de gravedad ni provocó lesiones a otro tigre como ocurrió en este caso.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.