La quinta oleada de la COVID-19 en Irán cierra comercios en varias ciudades

·3  min de lectura

Teherán, 4 jul (EFE).- La quinta oleada de la COVID-19 que afecta a Irán cerró este domingo el comercio en varias ciudades del país, donde la mayoría de sus provincias se encuentran afectadas por la variante delta (india).

La alerta máxima sanitaria que hace unas tres semanas afectaba a 20 ciudades, ha alcanzado a 92, incluido Teherán, y las autoridades han vuelto a ordenar el cierre de todos los oficios no esenciales en esas urbes.

Los trabajos esenciales son todos aquellos que suministran las necesidades básicas de la población, como las tiendas de alimentación, centros sanitarios, bancos, el transporte publico, así como las grandes fabricas, talleres de producción y de construcción, entre otros.

El jefe del centro de investigación de Virología de la universidad iraní Shahid Beheshtí, Alireza Nayí, indicó que "en esta quinta oleada, estamos ante la variante delta y su potencia de transmisión es un 60% más alta que la variante alfa (la británica)", informó este domingo la agencia local iraní ISNA.

Nayí explicó que en Irán también sigue existiendo la variante beta (sudafricana), pero el acelerado "aumento de contagios en las ciudades en estado de máxima alerta y del número de pacientes hospitalizados son evidencias de la expansión de la variante delta", que ha llegado al país desde el sur y sudeste, sobre todo desde la provincia de Sistan Baluchestán, fronteriza con Afganistán.

Ayer el viceministro de Salud, Alireza Raisí, dijo que "la variante delta está presente en diferentes partes del país", y explicó que esa expansión es común por los abundantes cruces ilegales que se llevan a cabo en las fronteras.

Raisí asimismo informó de la prohibición de entrada y salida desde esas 92 ciudades y subrayó que "para prevenir una máxima propagación" del virus "es necesario seguir los procedimientos y restricciones de salud con más seriedad".

Desde el viernes se han elevado las restricciones en las fronteras del país.

De acuerdo con la decisión del Ministerio de Salud, se prohibió la entrada a Irán desde 12 naciones que cuentan con variantes mutadas y se aumentaron las restricciones a los pasajeros entrantes de otros 24 países que tienen en sus territorios altos índices de coronavirus.

En Irán, a pesar de que se habla de avances en los ensayos clínicos de varias plataformas de vacunas e incluso dos de ellas, la de fabricación local COVIRAN Barekat y la cubana Soberana 02, han recibido licencias de uso de emergencia, aún no hay suficientes datos sobre los niveles de vacunación de la población.

El proceso de inmunización de los mayores de 70 años no se ha completado y la campaña es demasiado lenta debido a la escasez de dosis recibidas del extranjero, principalmente la rusa Sputnik V, la china Sinopharm y la británico-sueca AstraZeneca.

Más de 6,4 millones de personas, de una población superior a los 80 millones, ha recibido al menos una dosis de una vacuna anticovid en Irán, en su mayoría personal sanitario y mayores de 70 años.

Según datos ofrecidos hoy por del Ministerio de Salud, en total 3.254.818 personas se han contagiado del virus desde el inicio de la pandemia, aunque más de 2,9 millones ya han superado la enfermedad, y 84.792 han fallecido.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.