Quinta Insignia está atrapado en la música sierreña

CIUDAD DE MÉXICO, enero 15 (EL UNIVERSAL).- Aunque en la zona de Atizapán en el Estado de México hay un movimiento fuerte de la cumbia, el grupo Quinta Insignia saca la casta por el estilo norteño-sierreño.

La joven agrupación comandada por Jair Lara inició el concepto con muchas ilusiones y aunque al principio apostaron por ser un concepto norteño-banda, el público fue quien los empezó a encaminar en la música que ahora ejecutan, indicó Jair.

"Es la música en un estado puro, con pocos instrumentos a diferencia de otros géneros musicales, pero donde se pueden expresar muchas emociones, donde se cantan los famosos corridos, canciones de amor, desamor y hasta unas cumbias norteñas, creo que eso es lo que atrae al público", comentó el vocalista.

Conformado también por Josué Hernández (acordeón), Rubén Sánchez (bajo), Jesús Guzmán (requinto) y Osvaldo Sánchez (batería), la agrupación comenta que hizo algunos cóvers de los llamados corridos bélicos, pero también dedicó un tema de su autoría a la labor de un noticiero local.