Ni quinazo ni elbazo: Romero Deschamps busca amparo ante una posible detención

Guillermina Ortiz Cortez

 

El que nada debe, nada teme, reza el refrán, pero también otro dice que hombre prevenido, vale por dos y tal parece que ese es el consejo que seguirá Carlos Romero Deschamps, quien solicitó un amparo ante cualquier posible orden de detención y/o aprehensión.

Romero Deschamps, líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), denunció que unos sujetos vestidos con uniforme de policía lo buscaron el fin de semana pasado en las oficinas de sus abogados por algunos "asuntos", de acuerdo con el diario Reforma.

Los abogados iniciaron el trámite de amparo y solicitaron protección para su cliente "contra cualquier orden de comparecencia o citatorio, y tener acceso a cualquier investigación en su contra". Pidieron que esto incluya acciones de todos los jueces federales de Ciudad de México, la Policía Federal, la Agencia de Investigación Criminal y la Policía Federal Ministerial, de la Fiscalía General de la República, agregó el diario.

Pero, ¿hay razón para que se le conceda el amparo?

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, dijo este viernes que no hay ninguna denuncia contra el dirigente del sindicato petrolero ni tiene conocimiento de su petición de amparo.

Yo entiendo que hay gente que quisiera que se le enjuiciara, pero esto no corresponde a lo que legalmente existe, no hay de parte del gobierno una denuncia porque no hay pruebas y no significa impunidad es que no hay pruebas.López Obrador sobre Romero Deschamps

El mandatario también aclaró que no descartaba, "es probable que sea cierto", que se haya amparado, debido a una campaña de "desinformación" desde el inicio del operativo para resguardar refinerías y el cambio en la distribución de combustible.

A evitar los destinos de la Quina o de la Maestra

Carlos Romero Deschamps empezó a dirigir el STPRM en 1993, con el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, después de la destitución y posterior aprehensión de Joaquín Hernández Galicia, la Quina.

dez...

Sigue leyendo en HuffPost