"Quiero ver el sol", suplica un niño en la acería de Mariúpol

·2  min de lectura
Fotograma que muestras a varios niños hablando en el interior de un búnker que según el batallón Azov ucraniano está en la acería Azovstal de Mariúpol, Ucrania.

23 abr (Reuters) - Las mujeres y niños refugiados en una gigantesca fábrica de acero en Mariúpol, el último reducto de los defensores ucranianos de la ciudad portuaria del sur, dijeron en un video publicado el sábado que están desesperados por salir y que se están quedando sin comida.

El video fue difundido por el batallón Azov, que fue creado por nacionalistas proucranianos en 2014, posteriormente incorporado como regimiento a la guardia nacional de Ucrania y que ha desempeñado un papel destacado en la defensa de Mariúpol.

Reuters no pudo verificar de forma independiente dónde o cuándo se grabó el video. Alguien que habla en el registro menciona que la fecha es el 21 de abril.

El video muestra a los soldados llevando comida para los civiles que, según el batallón, se refugian en el complejo Azovstal.

Una mujer con un niño pequeño en brazos dice que los habitantes de la planta se están quedando sin comida: "Realmente queremos irnos a casa".

Las fuerzas rusas estaban atacando el complejo de Azovstal con bombardeos aéreos e intentando asaltarlo, dijo el sábado el asesor presidencial Oleksiy Arestovych, aunque Moscú dijo esta semana que bloquearía la planta y no intentaría tomarla. Más de 1.000 civiles se encuentran en la planta junto con las tropas que la defienden, según las autoridades ucranianas.

Un niño anónimo que aparece en el video dijo que está desesperado por salir después de haber estado en la planta durante dos meses.

"Quiero ver el sol porque aquí dentro hay poca luz, no como fuera. Cuando nuestras casas sean reconstruidas podremos vivir en paz. Que gane Ucrania, porque Ucrania es nuestra casa natal", afirmó.

El video mostró a mujeres con uniformes con el diseño de Azovstal, que, según comprobó Reuters, coincidían con las imágenes de archivo.

Una mujer dijo que lleva refugiada en la acería desde el 27 de febrero, apenas unos días después de que Rusia lanzara su invasión de Ucrania.

"Somos familiares de los trabajadores. Pero este parecía ser el lugar más seguro en el momento en que vinimos aquí, esto fue cuando nuestra casa quedó bajo el fuego y quedó inhabitable", comentó.

Las fuerzas rusas han asediado y bombardeado Mariúpol desde los primeros días de la guerra, dejando en ruinas una ciudad que solía ser hogar de más de 400.000 personas. El sábado fracasó un nuevo intento de evacuar a los civiles, dijo un ayudante del alcalde de Mariúpol.

(Reporte de Reuters; escrito por Emma Thomasson; editado en español por Carlos Serrano)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.