¿Quieres de verdad a tu perro? Evita darle estas comidas en el festín de Navidad

·2  min de lectura
cmannphoto/Getty Images/iStockphoto

La comida es indudablemente el protagonista principal de las fiestas navideñas. Durante esta época todos se reúnen a la mesa para disfrutar de los clásicos platillos, pero hay un miembro que, por su seguridad, debe ser excluido del deleite de algunos manjares.

A pesar de sus hermosos ojos de perrito triste, estas son las comidas que debes evitar darle a tu mascota durante las fiestas, y todo el año:

Huesos: Aunque los perros en las películas se ven muy chulos comiendo huesos, en la vida real esto puede ser muy peligroso. Estos pueden romperse y astillarse durante la digestión y causar un bloqueo o incluso desgarros en el revestimiento del intestino.

El relleno del pavo: Usualmente contiene cebollas, ajos, chalotes y otros ingredientes que le dan un sabor exquisito para los humanos, pero dañino para los más peludos. Estos vegetales les pueden causar diarrea, fatiga y una inesperada visita al veterinario.

Pigs-in-a-blanket: Las salchichas envueltas en hojaldre son demasiado altas en sal y grasa para el estómago de nuestras mascotas. Los productos de cerdo deben tener un corte magro, estar bien cocidos y ofrecerse solo de vez en cuando.

Lácteos: Los platillos con queso son algunos de los preferidos, pero tu perro no debería acercarse a ellos. Los canes tienen dificultad para digerir la lactosa. De consumir una gran cantidad, podría desarrollar malestar estomacal, náuseas y diarrea.

Nueces: La macadamia y los walnuts contienen una toxina que puede causar problemas neurológicos así como convulsiones en los perros. Su alto contenido en grasa también puede causar vómitos y diarrea.

Chocolate: Este delicioso dulce es tóxico para los perros porque contiene teobromina, un compuesto químico que los canes no pueden metabolizar de forma efectiva. Algunas barras también pueden contener azúcar de abedul, un endulzante que puede causar insuficiencia hepática en perros.

Pastel de frutas: Las pasas, las grosellas y las sultanas en los pasteles de frutas, aunque sabrosos, y son venenosos para los perros.

Sabemos que puede ser difícil negarle a su perro, pero recuerde que está protegiendo su salud. La próxima vez que se siente a la mesa asegúrese de tener cerca algunas galletas diseñadas especialmente para amigos de cuatro patas.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.