¿Quieres saber si tu muerte está cerca? La respuesta podría estar en tus heces

Los avances en la coprología, la ciencia que estudia las heces humanas, han permitido predecir las relaciones sociales, los hábitos y hasta la longevidad de los pacientes. (Getty Images).

El estudio de los excrementos para diagnosticar y sanar enfermedades es tan antiguo como la misma ciencia médica. Y siguiendo esa intuición de los primeros sanadores, los científicos modernos han utilizado los últimos avances para sugerir que las heces también pueden predecir la muerte.

Es importante explicar de qué estamos hablando al mencionar ese desecho orgánico que causa repulsión en la mayoría de las personas y fascinación en la comunidad médica.

Las heces son lo que el intestino delgado no puede absorber luego de un proceso en el que las bacterias fermentan los alimentos que masticamos y tragamos. Ese remanente está formado principalmente de agua. El 25 % restante es una biomasa de organismos vivos y muertos, además de la proteína, carbohidratos, grasa, fibra y células epiteliales de las paredes del tracto digestivo.

Dentro de los intestinos vive un complejo ecosistema de miles de millones de células bacteriales que han evolucionado dentro del organismo huésped a través de millones de años. Y se ha determinado que esa "microbiota intestinal" no solo es responsable de la digestión de los alimentos sino que también actúan en la producción de hormonas y en el desarrollo y la maduración del sistema digestivo.

Por eso una perturbación en la microbiota intestinal puede aumentar la susceptibilidad a las enfermedades.

En el caso de la sepsis, que es una afección médica grave, causada por una respuesta inmunitaria fulminante a una infección, el equilibrio y la diversidad en las células y bacterias del intestino puede reforzar el sistema inmunológico, mientras que los desequilibrios aumentan la posibilidad de sucumbir ante la enfermedad.

Los científicos creen que al comprender mejor la relación que existen entre los componentes fecales, tendrán más herramientas para ofrecer herramientas preventivas y terapéuticas contra las infecciones.

Materia fecal, el matrimonio y la muerte muerte

La analítica de los excrementos también aportó otra dimensión al "dime con quién andas y te diré quién eres" ya que aportó algunas claves para comprender cómo las relaciones sociales moldean la salud y la mortalidad humana.

Por ejemplo, una investigación reveló que las personas casadas poseen intestinos con bacterias y células más ricas y diversas que los solteros. Ese dato podría explicar por qué las personas casadas tienen mejor salud que las solteras. "Estos resultados sugieren que las interacciones humanas, especialmente las relaciones de una relación marital estrecha y sostenida, tiene una influencia en la microbiota intestinal".

Otra revelación ha sido la relación entre los cambios del microbioma intestinal humana y las señales de que la muerte del paciente podría estar cerca.

En el experimento, los investigadores usaron materia fecal de 7.211 finlandeses para identificar y enumerar la población de microorganismos que viven en los microbiomas intestinales.

Todos los participantes llenaron cuestionarios sobre su estilo de vida y su historia médica y a todos se les practicó exámenes físicos y analítica de sangre, orina y heces.

En el estudio, que duró 14,2 años, los investigadores estudiaron sus microbios fecales, junto a sus récords clínicos y sus certificados de defunción, en caso de que el paciente hubiera fallecido. Del total de participantes, un 10,2 por ciento de los participantes murió durante la investigación.

Luego de analizar miles de microbios que habitualmente viven en las heces, los investigadores notaron que una familia de bacterias, la Enterobacteriaceae, parecía tener una mayor vinculación con la muerte que otros microorganismos.

La Enterobacteriaceae es un extenso y heterogéneo grupo de bacilos y algunos de sus géneros puede causar enfermedades infecciosas como el E. coli y la salmonella. Y también abundan en los microbiomas de las personas que tienen síndrome de colon irritable y cáncer colonorectal.

Bacteria de la salmonella vista mediante un microscopio óptico. Vive en los intestinos de animales y humanos y se libera mediante las heces. Los humanos se infectan con mayor frecuencia mediante el agua o alimentos contaminados. (BSIP/Universal Images Group via Getty Images)

Los investigadores se fueron dando cuenta que la presencia de enterobacteriaceae en las muestras de heces fue ¨fuerte indicador" de muerte por cualquier causa durante el estudio. Las personas con una alta proporción de bacterias en su microbioma tenían 15% más probabilidades de morir durante el estudio que los otros participantes.

Los investigadores dijeron que existía una fuerte vinculación entre la mortalidad y esa bacteria, pero también señalaron que necesitan estudios más exhaustivos antes de llegar a una conclusión definitiva.